Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

presentado-por-lg

Atrás quedaron los días en los que optar por un proyector significaba perder opciones de conectividad, calidad de imagen, portabilidad o sufrir un largo proceso de instalación. Los proyectores actuales son mucho más versátiles y ofrecen una espectacular experiencia inmersiva en los contenidos que los televisores no pueden alcanzar.

En los últimos años el sector de los televisores ha recibido un aluvión de novedades constantes, aumentando el nivel de calidad de los paneles incorporando tecnologías como el HDR (alto rango dinámico) o resoluciones 4K, así como capacidades Smart TV y muchas más opciones de conectividad. Sin embargo, el mundo de los proyectores tampoco se ha quedado atrás y hoy en día podemos encontrar estas mismas características en los proyectores de última generación.

Proyectores con Smart TV integrado: un mundo de aplicaciones

Optar por un proyector para ser el centro del entretenimiento en el hogar no significa renunciar a las muchas aplicaciones y servicios que encontramos en los Smart TV. Los proyectores también integran sistema Smart TV como es el caso de los modelos de LG. La marca incluye en sus proyectores el sistema operativo webOS, el mismo que en sus televisores y con él accedemos a un mundo de aplicaciones que amplían las posibilidades del proyector.

Así, los usuarios podemos instalar y acceder al instante a servicios como Netflix, YouTube, Amazon Prime Video y muchos otros sin necesidad de conectar dispositivos externos, y lo que es mejor, el sistema Smart TV integrado en el proyector también nos ofrece una interfaz mucho más sencilla y veloz para acceder a todas las funciones del aparato, cambiar entre entradas de vídeo y navegar por la interfaz con total soltura.

El proyector se mueve contigo, llévatelo donde quieras

Un televisor de 65 pulgadas no es precisamente ligero, ni fácil de mover. Lo habitual es que lo coloquemos en la habitación o salón correspondiente y no se mueva de allí en mucho tiempo. Sin embargo, el proyector ofrece una mayor libertad de movimiento y versatilidad a la hora de colocarlo en distintas posiciones o moverlo a otros lugares cuando sea necesario. No necesitamos más que una superficie en la que proyectar la imagen.

Por ejemplo, el LG CineBeam Laser 4K apuesta por un diseño revolucionario que permite colocarlo en todo tipo de posiciones para proyectar vídeo en cualquier pared o pantalla, y todo sin necesidad de instalación.

Es más, ni siquiera necesitas tener un enchufe cerca gracias a los proyectores con batería integrada. El proyector portátil LG Smart LED TV se olvida de los cables al 100% incorporando una batería que ofrece hasta 2,5 horas de reproducción con cada carga.

Ajuste automático: se adapta a cualquier pared

El punto de la instalación era otro de los handicaps que antes tenían los proyectores, ya que el proceso de instalación, alineación y posicionamiento para que el proyector quedase perfectamente calibrado para mostrar la mejor imagen era largo y tedioso. Esto ya no ocurre en los proyectores modernos Smart TV.

¿Has puesto el proyector en una nueva habitación o la pared no tiene tanto espacio como la anterior? No hay problema, el proyector tiene un sistema de ajuste trapezoidal automático para detectar y ajustar la imagen en segundos consiguiendo una visualización perfecta.

Con los proyectores de tiro corto el espacio no es un problema

No todo el mundo puede disponer de amplios salones o habitaciones para colocar el proyector, pero eso tampoco es problema hoy en día ya que existen los proyectores de tiro corto.

¿En qué consisten estos modelos? Con ellos basta con colocarlos solo a unos centímetros para obtener una proyección enorme. El LG ProBeam es un proyector de tiro ultra corto y poniéndolo a 8 centímetros de la pared se consigue una pantalla de 90 pulgadas, y colocándolo a 20 centímetros esa diagonal aumenta hasta las 120 pulgadas.

Este tipo de proyectores pueden confundirse perfectamente con un elemento decorativo y además tienen usos mucho más allá del consumo de películas y series. Por ejemplo, son muy útiles a la hora de realizar presentaciones y eventos con proyecciones, porque no interrumpimos el haz de luz al estar tan cerca de la pared y evitamos cualquier tipo de sombra.

Conectividad a raudales

Junto al sistema Smart TV en el proyector, las opciones de conectividad también son múltiples en estos aparatos para poder conectar en ellos todo tipo de accesorios. Pueden contar con varias entradas HDMI para conectar ordenadores, reproductores de vídeo o consolas para disfrutar de videojuegos como nunca antes. Gracias a la entrada USB y al explorador de archivos integrado en webOS podemos navegar por las fotos, vídeos y música de pendrives o discos duros portátiles conectados directamente al proyector.

Todo esto se une a la compatibilidad con Miracast para ver contenido del smartphone en el proyector, salida de audio óptica para conectar tu equipo de sonido o la conexión Bluetooth, con la que podremos emparejar, por ejemplo, un teclado y un ratón para utilizar con total comodidad aplicaciones como el navegador web.

Más allá del cine

Cuando pensamos en un proyector, irremediablemente nos vienen a la cabeza las salas de cine, al fin y al cabo son un elemento icónico dentro de esa industria, sin embargo con un proyector en casa podemos ir mucho más allá de las películas. Con un proyector en casa y en un único clic actualmente podemos acceder a un enorme catálogo de películas y series en los servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime Video, así como acceder también a decenas de programas de televisión gracias a las plataformas de contenidos a la carta que ofrecen las distintas cadenas de televisión.

La experiencia del proyector no termina ahí, ya que con sus múltiples conexiones se convierte en una puerta de entrada a lo grande al mundo de los videojuegos, pudiendo disfrutar como nunca antes de los últimos títulos experimentando sesiones de juego de lo más inmersivas. Por tanto, un proyector Smart TV no se limita a momentos ocasionales, sino que gracias a gran durabilidad de las lámparas LED y la tecnología Láser podemos tenerlos funcionando durante horas en todo tipo de usos y situaciones.

Sí, actualmente podemos encontrar Smart TV de grandes dimensiones, pero nada que se acerque a las 150 pulgadas que podemos conseguir con estos proyectores inteligentes de última generación. La experiencia inmersiva, “de cine”, es incomparable y a esto le sumamos todas las opciones, versatilidad y portabilidad de los proyectores.

Literalmente puedes llevarlo e instalarlo en segundos donde quieras. ¿Te marchas de vacaciones? Puedes hacerle un hueco en la maleta. ¿Vienen los amigos a cenar? Disfruta a lo grande de los vídeos y juegos en el jardín, sin cables ni complejas opciones de configuración. El límite del proyector lo pones tú.