Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Cañones de microondas, la solución de EEUU a los drones

Cañones de microondas, la solución de EEUU a los drones

Estados Unidos quiere comprar cañones de microondas para acabar con los drones en situaciones que supongan un peligro.
En:

Los drones cada vez son más accesibles y por eso cada vez los estamos viendo más. Pero no solo cuando los domingueros los sacan de paseo, sino también en atentados; probablemente el método lo popularizó el ISIS, y se ha usado incluso contra Maduro. Por ello, el ejército de los Estados Unidos está planteándose la compra de un sistema capaz de derribarlos… mediante microondas.

Se trata de un nuevo arma que puede ser incorporada, por ejemplo, en un helicóptero, avión, barco, o en cualquier vehículo (o incluso simplemente en tierra) capaz de lanzar un rayo de radiación concretada de microondas. El fabricante, la compañía aeroespacial y de defensa Lockheed Martin, que anteriormente también ha fabricado armas similares para las fuerzas aéreas del país, más concretamente de un Self-Protect High Energy Laser Demonstrator (SHiELD).

El arma que comprará el Pentágono para acabar con los dronesç

Los drones cada vez suponen un problema a la seguridad muy importante: no solo hablamos de que se esté usando como arma por grupos terroristas, sino que además cada vez están más presentes en cada vez más sitios. Parece algo inofensivo, pero no lo es. En realidad, este tipo de armas no son nuevas, pero todavía no son lo suficientemente frecuentes de ver.

Este arma inutilizaría las telecomunicaciones del drone con su controlador, por lo que la persona que esté detrás de él perderá totalmente el control. Es un método eficiente pero que acabará por dejar de serlo cuando los drones comiencen a funcionar de manera autónoma, algo que veremos posiblemente en algo más de una década (lo veremos antes probablemente pero no con precios asequibles).

Por ejemplo, están suponiendo un problema de seguridad importantísimo en los aeropuertos; de chocarse con un avión, de hecho, seguro que provocarían un accidente aéreo mortal, pues no solo rompería cualquier parte de un avión, como podría suceder con un pájaro, por ejemplo, sino que además por su batería explota.

Incluso Apple ha tenido problemas con los drones en su nuevo Apple Campus, que se ha acabado llenando de drones que sobrevuelas las recién estrenadas oficinas de la compañía. Por lo tanto últimamente se están viendo cada vez más sistemas para interceptar o acabar con estas herramientas. Desde redes capaces de atraparlos hasta equipos de cetrería para cazar mediante águilas a estos drones.