Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los empleados de Ford comienzan a usar exoesqueletos

Los empleados de Ford comienzan a usar exoesqueletos

15 fábricas de Ford ya tienen 75 exoesqueletos para asistir a sus empleados al levantar peso y realizar acciones tan repetitivas.

Los exoesqueletos son una gran ayuda para realizar trabajos físicos, como levantar peso. Parecen ciencia ficción pero no lo son. De hecho, ya llevan varios años entre nosotros y han sido ampliamente probados con éxito. Son básicamente trajes robotizados mediante mecánica y motores eléctricos capaces de ayudar a los operarios en trabajos físicos.

Por ello, los empleados de las plantas de fabricación de coches Ford están comenzando a usarlos. No solo son más seguros para el empleado y su salud, sino que además permiten realizar trabajos forzosos de forma más eficiente. Por ejemplo pueden levantar peso sin poner en riesgo su salud, igual que pueden levantar más.

Los empleados de Ford comienzan a usar exoesqueletos para realizar trabajos físicos

Así lo ha anunciado Ford en su blog, afirmando que ha comenzado a usar la tecnología en un total de 15 plantas alrededor de 7 países distintos. Los trabajadores, que tienen que estar constantemente realizando trabajos repetitivos, ahora contarán con la asistencia de estos exoesqueletos. Esto además eliminará o disminuirá la posibilidad de fatiga, lesiones o incomodidades para los trabajadores.

Los exoesqueletos, llamados EksoVest, no son de cuerpo completo, sino que solamente asisten en el tren superior. Los empleados de Ford lavantan lo equivalente a una sandía durante 4600 veces al día. Los exoesqueletos ya fueron probado por los empleados de la planta de Michigan y la planta de ensamblaje de Flat Rock en Flat Rock durante el año pasado, tal y como contamos en su momento.

«Construir vehículos es físicamente un trabajo difícil», explica Bruce Hettle, vicepresidente del grupo Ford. «Nos preocupamos por nuestros empleados y estamos tratando de ayudarlos a hacer su trabajo con la menor cantidad posible de desgaste en sus cuerpos». Pero para el carro, pues no todos los empleados contarán con estos exoesqueletos. Pero por el momento solamente hay 75 de estos trajes distribuidos alrededor de las 15 plantas entre las que se han enviado.

En este caso, los motores de Ford no tienen motores, sino que asisten a los operarios de forma pasiva, quitando tensión a los músculos; es decir, no tienen motores eléctricos ni baterías. Este tipo de exoesqueletos también están comenzando a ser usados en rehabilitación de personas que no pueden caminar o que se están recuperando de algún tipo de operación.