Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Apps que se ejecutan en contenedores aislados, lo nuevo de Windows

Apps que se ejecutan en contenedores aislados, lo nuevo de Windows

InPrivate Desktop es la nueva función de Windows que permite ejecutar software dentro de 'burbujas' o entornos seguros, impidiendo la entrada de malware.

InPrivate Desktop es la nueva función de Windows que nos permite ejecutar aplicaciones dentro de contenedores aislados y que por lo tanto son seguros. Esto es, podremos ejecutar programas dentro de ‘burbujas’, de modo que lo que ocurra en esa burbuja no afecte al resto del ordenador.

La nueva función fue descubierta por Bleeping Computer a través del Windows 10 Insider Feedback Hub. Literalmetne está definida como un «sandbox [cajón de arena, como comúnmente se llama a estas burbujas] desechable para una ejecución segura y única del software que no es de confianza». Esto es lo que se conoce como un entorno de pruebas, y es similar a una máquina virtual.

De este modo, si creemos que el programa puede provocar algún problema en el ordenador o creemos que está infectado por software maligno, podemos ejecutarlo bajo esta protección. Para ejecutar esta nueva función, debemos ser los administradores del equipo, o al menos contar con la contraseña del admin.

InPrivate Desktop, el sandbox de Windows

«Esto es básicamente una máquina virtual veloz y de caja que se recicla cuando cierras la aplicación», explica la explicación de la nueva función. Pero la función aparentemente no vendrá instalada en Windows, sino que tendremos que buscarla en la Tienda de aplicaciones; por supuesto, si tratamos de buscarla, no la encontraremos.

Es decir, que esta nueva función permitirá ejecutar software aún cuando no estamos seguros de su procedencia y por lo tanto de su seguridad. No obstante, parece ser que esta función llegará únicamente a Windows 10 Enterprise, la versión del sistema operativo para la industria. Pero no desesperes, pues probablemente acabe llegando (con el tiempo, eso sí), al resto de mortales, como ha ocurrido anteriormente con otras funciones.

Esto es similar a lo que ha hehco Firefox y que anteriormente incorporó Google Chrome (y que ya tenía macOS). Para ejecutar la nueva función de Windows Defender Application Guard (WDAG) necesitaremos, por una parte, 4 GB de RAM, 2 núcleos en el procesador y capacidades de hipervisor en la BIOS; y, por otra, 5 GB de memoria libre en el disco.