Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Apple Watch Series 4, ahora capaz de hacer electrocardiogramas

Apple Watch Series 4, ahora capaz de hacer electrocardiogramas

El Apple Watch 4 ha sido presentado, y cuenta con grandes novedades, especialmente en salud: es capaz de hacer electrocardiogramas, por ejemplo.

El reloj inteligente de Apple llega a su cuarta edición y con ella llegan los cambios más profundos desde que se presentó. El Apple Watch Series 4 trae consigo un rediseño, con mayor pantalla, más potencia y una nueva versión de su sistema operativo, watchOS 5, cargada de funciones para exprimir más el smartwatch.

Apple ha conseguido hacerse un hueco a lo grande en el mercado de los relojes inteligentes. El Apple Watch fue presentado por primera vez en 2014 y desde entonces se estiman más de 40 millones de relojes vendidos en todo el mundo.

Hace apenas unos años, la categoría de smartwatches ni siquiera existía. Hoy, el Apple Watch es el smartwatch más vendido en todo el mundo.

Lo cierto es que los de Cupertino han ido introduciendo novedades a cuentagotas durante estos años y tras 3 generaciones (denominadas ‘Series’), llega el momento de cambios más profundos en un producto del que ya se venden más unidades que los propios ordenadores Mac.

Más pantalla en un diseño familiar: Apple Watch Series 4

Como el reloj inteligente más vendido, el Apple Watch ya es un accesorio más en el día a día de millones de personas. En el Watch Series 4 se integra una pantalla más grande, ajustando el panel a los bordes del reloj para crear una diagonal mayor. En total, la pantalla es un 32% más grande que en la generación anterior.

Todo el dispositivo ha sido rediseñado por completo. Reduciendo los biseles, el Apple Watch Series 4 en sí no es mucho más grande, pero sí tenemos más espacio para visualizar más y mejor los elementos de la pantalla. Esto se acompaña con la introducción de nuevos ‘watchfaces’, es decir, pantallas de reloj o esferas con nuevos diseños totalmente personalizables en los que consultar datos o aplicaciones en un vistazo.

Los nuevos watchfaces tienen hasta ocho secciones en las que podemos añadir nuestras funciones preferidas. También podemos personalizarlos con las caras de las personas con las que queremos conectar inmediatamente.

La watchface modular ahora es más potente, y nos permite seguir información de bolsa, deportiva, o relacionada con nuestros ejercicios. La app Breath nos permite controlar nuestra respiración, y ahora es una watchface, por lo que sólo tenemos que mirar el reloj y veremos un efecto que nos ayudará.

También se ha rediseñado ligeramente la corona y el botón físico lateral, que ahora cuenta con resistencia háptica para notar los toques que damos en la interfaz.

Pero por supuesto se mantiene la compatibilidad con el sistema de correas actual, de esta manera el Series 4 es 100% compatible con las decenas, cientos, de correas que actualmente podemos encontrar en el mercado y que permiten personalizar el reloj para todo tipo de situaciones (las mismas que usan en Series 1, 2 y 3).

El altavoz es un 50% más potente, por lo que es más útil en llamadas y para escuchar a Siri. El micrófono está en el lado contrario, para evitar el eco.

La parte trasera ha sido creada en cerámica y cristal; gracias a esto, la recepción celular ha mejorado exponencialmente. Apple considera que el Watch ha mejorado mucho como sustituto del teléfono.

Nuevo procesador Apple S4: el paso del Watch a los 64bits

El Apple Watch Series 3 ya marcó un gran cambio en cuanto a rendimiento con respecto a sus predecesores gracias a la inclusión del procesador S3, se puede notar la gran soltura con la que se mueve el reloj entre aplicaciones y animaciones. Con el Series 4 llega una nueva generación de este procesador dedicado: el Apple S4. De 64 bits y dos núcleos, ha sido diseñado para conseguir un rendimiento dos veces superior.

El nuevo procesador S4 supone otro nuevo aumento de velocidad y potencia para mover la nueva pantalla del Watch y gestionar todas sus conexiones inalámbricas, así como el salto a la arquitectura de 64bits. Esto conlleva una mayor optimización, necesaria para seguir manteniendo una autonomía de la batería decente, que hasta ahora se situaba en unos dos días de uso por carga. Con el nuevo Apple Watch, la autonomía se queda en un día completo de uso.

El acelerómetro y el giroscopio es ahora incluso más preciso. Gracias a esto, Apple ha implementado una novedad que detecta las caídas. Este es un problema más serio de lo que parece, y hace falta una gran cantidad de datos. Apple ha descubierto que al caernos, realizamos un movimiento muy diferente que si nos tropezamos, y en eso se basa el Watch para detectar una caída. En caso de que la detecte, mostrará un mensaje por si queremos llamar a los servicios de emergencia; si en un minuto no nos movemos, esta llamada se realizará automáticamente, además de a nuestros contactos.

Con electrocardiogama integrado

El sensor óptico para el ritmo cardíaco también ha sido mejorada con tres nuevas funciones. Una notificación que avisa si el ritmo cardíaco es demasiado bajo nos puede salvar la vida. Otra notificación detecta un ritmo irregular, que puede llevar a un ataque cardíaco, incluso aunque no nos demos cuenta.

Otra gran novedad es que el Apple Watch nos puede hacer un electrocardiograma, o EGG; Apple presume que es el primer producto de este tipo que se vende directamente al consumidor.

Puede ayudar a encontrar enfermedades cardíacas, simplemente abriendo la app y poniendo el dedo en la corona; este proceso precisa de 30 segundos, pero cuando termine se nos mostrará un informe detallado, destacando posibles problemas.

Además, la app de Apple Health de nuestro smartphone tendrá esos y más datos. Apple ha vuelto a reiterar que la privacidad es su lema, y no comparte los datos que obtiene.

Novedades en watchOS 5

Más allá de los cambios estéticos y de componentes, con el Watch Series 4 también aterrizará en millones de relojes watchOS 5, la nueva versión del sistema operativo del dispositivo de Apple que lleva en beta desde que fuese anunciado en el WWDC de este año.

watchOS 5 brinda al smartwatch de Apple de nuevas funciones y refina su rendimiento. Entre esas novedades están:

  • Competiciones de Actividad entre usuarios: Apple sabe que el aspecto deportivo y de salud es clave y, junto con la posibilidad de compartir nuestra actividad diaria con amigos y familiares, ahora también podremos realizar competiciones de 7 días, ganando puntos en función de los anillos que cerremos. Más motivación para ayudarnos a movernos cada día.
  • La aplicación de Entreno – la nativa para iniciar deportes – también mejora, con detección automática de actividad, pausa y más precisión en determinados deportes como el yoga o senderismo.
  • Se agradece también la inclusión de límites de ritmo durante los entrenamientos para saber dosificarnos al correr, pero el software nativo de Apple todavía tiene mucho margen de mejora. Seguimos echando en falta la posibilidad de crear entrenamientos avanzados. Además se añaden datos de cadencia y ritmo instantáneo.
  • Apple Podcast se integra en el reloj, para hacer ejercicio escuchando nuevos episodios y sincronizándose automáticamente con el iPhone.
  • Con watchOS 5 el Apple Watch se convierte en un walkie-talkie para hablar con solo un toque con cualquier conocido que tenga otro Watch.
  • Notificaciones mejoradas, con modos de no molestar que podemos personalizar en el tiempo, de manera que establecemos franjas concretas en las que no recibiremos ninguna notificación.

Por supuesto, a esto hay que sumar las funciones ya básicas del Apple Watch, como Health, fitness y la conectividad. Apple presenta el Watch como un guardián inteligente de nuestra salud.

El Apple Watch Series 4 estará disponible en tres colores: oro, plata y gris carbón. La versión con GPS costará 399 dólares, la versión con conexión móvil costará 499 dólares. Además, el Series 3 tendrá un precio reducido de 279 €.

Los nuevos modelos estarán disponibles el próximo 14 de septiembre en reserva, y se lanzará el 21 de septiembre. En España estará disponible con Orange y Vodafone.