Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Las imágenes que revelan la cabezonería de Apple con los conectores y adaptadores

Las imágenes que revelan la cabezonería de Apple con los conectores y adaptadores

La conexión USB-C en los iPhone finalmente no ha llegado, y eso está provocando serias contradicciones en la línea de productos de Apple.

El iPhone Xs ha sido presentado oficialmente, y la verdad es que la mayoría de los rumores se han cumplido; lo malo es que así las conferencias de Apple no nos suelen sorprender, aunque siempre suele haber alguna diferencia. Aunque en muchas ocasiones no sea agradable.

Por ejemplo, uno de los rumores que no se cumplió fue la incorporación de un adaptador de Lightning a USB-C, además de un nuevo cargador con la nueva conexión. Pero no, los tres iPhone nuevos presentados siguen contando con el mismo puerto Lightning de siempre, y el único adaptador incluido es de Lightning a USB-A, el clásico.

Que Apple tiene que pasarse a USB-C tarde o temprano es inevitable; no porque ella quiera, sino porque será obligada. La Unión Europea ha dejado claro que se ha cansado de esperar; y probablemente para el 2020 haya una nueva ley que obligue a todos los fabricantes a usar un puerto estándar, que seguramente sería USB-C, el que están eligiendo casi todos los fabricantes.

La conexión USB-C en los iPhone tendrá que esperar

A Apple le interesa hacer el cambio poco a poco y no de golpe; por eso, los rumores indicaban que los primeros iPhone con conexión USB-C llegarían en el 2019, y que este 2018 todos los iPhone nuevos traerían un adaptador de Lightning a USB-C.

Lamentablemente, eso no ha sido así. Lo único que encontraremos en la caja de un nuevo iPhone Xs o Xr son unos auriculares Lightning, el cable Lightning a USB-A, y el adaptador de corriente USB-A. Y esto revela un serio problema interno en Apple.

Porque hay partes de Apple que ya han dado el salto a USB-C, y otras que siguen rezagadas. Como el usuario @JonyIveParody bien apunta en Twitter, Apple está traicionando sus propios ideales al no aceptar USB-C. Peor aún, miente al usuario.

En la página oficial de Apple del iPhone Xs, hay una sección en la que la compañía presume de su ecosistema; y es cierto que desde siempre, el ecosistema ha sido uno de los grandes motivos para elegir productos de Apple. Sin embargo, la página afirma que “El iPhone funciona a la perfección con todos los dispositivos Apple”; y eso, no es completamente cierto.

Porque los Macbook ya han dado el salto completo al conector USB-C con Thunderbolt; por lo tanto, sólo con lo que tienes en la caja, no hay manera de conectar tu nuevo iPhone con tu nuevo Macbook por cable. Algo que se podría haber evitado simplemente con usar conectores USB-C en los iPhone. La única alternativa que tenemos es comprar el cable de Lightning a USB-C, que cuesta 25 € en su versión de un metro.

Ahora bien, es cierto que Apple no quiere decir eso cuando escribe “funciona a la perfección”; podemos conectar el iPhone y el Macbook de manera inalámbrica, al fin y al cabo. Pero eso no quita que la supuesta ventaja de usar su ecosistema no sea tanta.

Adiós al adaptador jack

Otro adaptador que echamos en falta en la lista es el de Lightning a jack de audio. Un adaptador que Apple incluía por cortesía a los usuarios que querían seguir usando sus auriculares con los iPhone; esa cortesía ha desaparecido, y ahora tendremos que soltar 10 € adicionales si lo queremos.

Es algo surrealista que después de pagar más de 1.200 € por un móvil tengamos que pagar más por usar nuestros auriculares. Por supuesto, Apple hace esto para fomentar la venta de sus Airpod (que por cierto, tampoco recibieron la esperada actualización).

De esta manera, se consume la muerte del jack de audio en los iPhone; ya que, con el fin del iPhone SE y el iPhone 6s, Apple ya no vende ningún móvil con ese conector.