Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Está justificado el precio del iPhone Xs Max? Qué dice el análisis de los componentes

¿Está justificado el precio del iPhone Xs Max? Qué dice el análisis de los componentes

Un análisis de los componentes nos permite saber cuánto cuesta producir un iPhone Xs Max, pero ¿cómo influye esto en el precio final?

Da la sensación de que, una vez rota la barrera psicológica de las cuatro cifras, los precios de los smartphones están subiendo de manera indiscriminada. Claro, que no es menos cierto que también estamos recibiendo más que nunca.

Los dispositivos actuales poseen tecnologías punteras que hace apenas unos años hubieran sido cuestión de ciencia-ficción. Sin embargo, para muchos usuarios es difícil justificar precios como los 1.259 € que cuesta de entrada el iPhone Xs Max; un precio que puede alcanzar los 1.659 € si optamos por la versión de 512 GB.

Para algunos, pagar tanto por un móvil es de locos. Para otros, es sólo el precio justo para conseguir uno de los productos más avanzados de la actualidad. Pero, ¿realmente está justificado ese precio? ¿Cuánto le cuesta a Apple producir un iPhone Xs Max, comparado con el dinero que pide?

Cuánto cuesta producir un iPhone Xs Max

Tech Insights ha podido despiezar un iPhone Xs Max y descubrir sus secretos; entre los que se encuentra el coste de todos los componentes. Y la revelación, algo sorprendente, es que producir un iPhone Xs Max apenas cuesta un poco más que un iPhone X.

Si se analiza cada parte por separado y se suman sus costes, vemos que producir un iPhone Xs Max de 256 GB cuesta 443 dólares; eso es apenas 47,56 dólares más de lo que costaba producir el iPhone X. Teniendo en cuenta los grandes saltos en el tamaño de la pantalla y en el uso de nuevos chips como el procesador A10 de Apple, que haya tan poca diferencia es algo destacable.

(Tech Insights)

Hay muchos motivos por los que los costes del Xs Max no se han disparado pese a estas mejoras. Una de ellas es que el Xs Max es básicamente un X “vitaminado”; la disposición de los componentes es idéntica, por lo que Apple no ha tenido que reinventar la rueda precisamente. Todo está donde ya estaba antes, sólo que ahora es más grande.

El otro motivo es que los costes de fabricación han bajado en este año; al fin y al cabo, la tecnología que era puntera hace un año ahora es más común, y fabricarla cuesta menos. Además, Apple ha recortado donde ha podido y no sea evidente.

Por ejemplo, la pantalla es más cara (y la parte que cuesta más producir del dispositivo) al ser más grande; pero Apple se ha ahorrado unos diez dólares al eliminar algunos componentes relacionados con 3D Touch. El Xs Max sigue teniendo 3D Touch; pero esta es una tecnología que va camino de ser abandonada por Apple: el Xr no la tiene y iOS 12 cuenta con atajos añadidos para dispositivos sin 3D Touch.

¿Qué significa esto?

Otro detalle con el que Apple gana mucho dinero es el almacenamiento. Hay una diferencia de 350 dólares entre el modelo de 64 GB y el de 512 GB; y Apple se lleva al bolsillo buena parte de esa diferencia.

(Tech Insights)

Antes de que saltes a conclusiones, tenemos que aclarar que esto no significa que Apple gane 650 dólares con cada iPhone. Ese es sólo el coste de los componentes, y no tiene en cuenta muchas otras inversiones que han sido necesarias para hacer realidad el dispositivo; desde el I+D hasta el diseño, pasando por el marketing o la distribución.

Sólo Apple sabe con certeza cuánto se lleva con cada dispositivo; pese a todo, es un buen indicativo de que Apple no está precisamente arriesgando con el Xs Max. Y que el precio ha sido elegido a conciencia, porque sabe que la gente lo comprará.