Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los españoles pagan el doble que los ingleses por el contenido de Netflix

Los españoles pagan el doble que los ingleses por el contenido de Netflix

Un estudio revela cuánto te cuesta cada título de Netflix, comparado con el resto de mercados, y los resultados pueden no gustarte.

Decir que Netflix ha revolucionado la manera en la que consumimos contenido es quedarse cortos; prácticamente ha supuesto un antes y un después en la manera en la que accedemos a nuestras películas y series favoritas.

Los dos motivos del éxito de Netflix están en el coste y en la disponibilidad de contenido. Por una parte, la cuota mensual no es tan elevada como con servicios de televisión premium; y por otra, por esa cantidad podemos acceder a miles de películas y series de productoras y países de todo el mundo.

Netflix no es igual para todo el mundo

En honor a la verdad también tenemos que decir que no todo es tan bonito. Las diferencias en el catálogo de Netflix dependiendo de dónde vivas son más que evidentes; y eso puede suponer una ganga o un “sablazo”, sólo porque vives en un país y no en otro.

El problema radica en que, aunque Netflix no ofrece el mismo catálogo en todos los países, sí que tiene unos precios relativamente estandarizados; así que todo el mundo paga más o menos lo mismo por la suscripción, pero no recibe lo mismo a cambio.

Un reciente estudio de Comparitech revela hasta qué punto algunos usuarios disfrutan de una experiencia mucho más completa por el mismo dinero. Analizaron el catálogo accesible con Netflix desde 24 países diferentes, y esa cantidad la dividieron entre el precio de la suscripción estándar en cada país; a continuación, las compararon según el cambio de moneda actual, para comprobar qué países estaban pagando más por cada contenido accesible.

Por supuesto, es una manera muy simple de comparar los productos disponibles; por ejemplo, no distingue entre película y serie, dos tipos de contenido con precios muy diferentes en el mercado. Tampoco tiene en cuenta que el contenido presente en Netflix evoluciona constantemente, perdiendo y ganando nuevas entradas constantemente. Además, no en todos los países se produce contenido propio; eso es algo de lo que Netflix puede presumir cada vez más en España.

Cuánto te cuesta cada título de Netflix

Pese a todo, es una guía relativamente fiable de las diferencias entre lo que cada país obtiene por su suscripción. Y los resultados puede que no te gusten, dependiendo de dónde vivas.

Las diferencias son muy claras en algunos casos. Hay países que tienen acceso a una enorme cantidad de contenido con su cuenta de Netflix; y en cambio, hay otros que apenas pueden ver la mitad.

(Comparitech)

Sin duda alguna, los grandes ganadores son los japoneses, que tienen un coste por título de 0,0010 dólares; no solo el coste de la suscripción estándar es muy bajo, sino que tienen acceso a casi 6.000 títulos diferentes. Canadá, Brasil y Estados Unidos no están demasiado lejos; aunque en el caso del país sudamericano es porque su suscripción es una de las más baratas.

En el lado contrario tenemos países con un precio de suscripción relativamente alto y que, sin embargo, no tienen acceso a mucho contenido. España es uno de esos países. Con un precio de 7,99 € en su versión más básica, podemos acceder a unos 3.160 títulos diferentes, casi la mitad que en EEUU o Japón.

(Comparitech)

Eso supone que el precio medio por cada título es de 0,003 dólares, el doble de lo que pagan de media en Reino Unido, por ejemplo. Comparado con otros países europeos como Hungría o Eslovaquia, pagamos lo mismo, pero tenemos acceso a unos 1.000 títulos menos. Con todo, España es el tercer país con el Netflix más caro por cantidad de contenido.

Por qué no puedes ver todo el contenido de Netflix

¿Cómo es posible que dentro de la Unión Europea haya tanta diferencia? El motivo está en la negociación de los derechos, que aún no ha dado el salto al siglo XXI. Las propietarias de los derechos siguen negociando las licencias para cada país independientemente, e imponen serias limitaciones en las emisiones; en la era del streaming, donde podemos conectarnos a sitios de otros países inmediatamente, esto es algo arcaico.

Capri23auto en Pixabay

Afortunadamente, la Unión Europea ya está trabajando en ello, pero el último intento de crear un mercado único para el contenido no tuvo éxito; lo máximo que consiguieron los comisarios europeos fue que podamos acceder al mismo contenido que contratamos sin importar el país que visitemos.

Sin un mercado único real, los propietarios de los derechos podrán seguir buscando al mejor postor para cada país, creando fronteras en la UE; y sitios como Netflix seguirán cobrando lo mismo por ofrecer menos.