Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Nuevo iPhone Xs: el nuevo estándar de Apple

Nuevo iPhone Xs: el nuevo estándar de Apple

El nuevo iPhone Xs ha sido anunciado oficialmente, y confirma que las líneas de diseño y la tecnología del iPhone X no fueron un experimento.

Cuando hace aproximadamente un año Apple presentó el iPhone X, la reacciones fueron muy variadas. No era para menos, porque el X era completamente diferente a todos los iPhone hasta la fecha; comparado con el iPhone 8, no parecía que fueran contemporáneos, sino que había una generación entre ellos.

El iPhone Xs representa el nuevo camino de Apple

Las novedades fueron polémicas, como el famoso “notch” o muesca, que permite ampliar la pantalla hasta los bordes superiores del dispositivo; dejando una marca para alojar las cámaras, sensores y altavoces. Pero estamos hablando de Apple, y aunque el notch aún tiene muchos enemigos, ha acabado sido adoptado por la inmensa mayoría de fabricantes; así como las líneas de diseño del iPhone X.

Afortunadamente, si no te gustaba la nueva dirección de Apple, al menos tenías el iPhone 8; ese era un iPhone “clásico”, y para muchos ha sido su modelo favorito. Sin embargo, es innegable que el iPhone X ha tenido un gran éxito, con una satisfacción del 98% según Apple.

Si podemos sacar un mensaje del evento de hoy de Apple, es que esos guiños al pasado ya no tienen hueco. El nuevo iPhone principal de la marca, el iPhone Xs, es una repetición de todo lo que hizo especial al iPhone X; pero también es la confirmación del nuevo camino de la compañía.

Un iPhone X actualizado

Decimos esto porque las similitudes entre el iPhone Xs y el iPhone X ason demasiado para contarlas. Ambos cuentan con una pantalla OLED de 5,8 pulgadas, y el diseño del dispositivo es casi idéntico. No es de extrañar que, durante semanas, los rumores hablasen de que este iPhone repetiría hasta el nombre de su sucesor.

Finalmente no ha sido así, pero la denominación Xs nos cuenta todo lo que necesitamos saber. Estamos ante un iPhone X mejorado; por lo que cuenta con el notch, no tiene lector de huellas y sí tiene tecnología FaceID. Al mismo tiempo, prácticamente todo recibe una mejora; en algunos casos pequeña, en otros no tanto.

El iPhone Xs ha sido fabricado en acero inoxidable, y cuenta con un nuevo acabado completo de oro. La pantalla llega a los bordes, y el cristal es el más resistente en un smartphone, según Apple. Además, está certificado IP68, por lo quye puede aguantar, por ejemplo, una caída en la piscina. Estará disponible en oro, plata y gris carbón.

La pantalla sigue siendo de 5,8 pulgadas, y de tecnología OLED. La resolución Super Retina es de 2436 x 1135 píxeles. Pero gracias al diseño, comparado con el iPhone 8 es un móvil más pequeño, pero con pantalla más grande. Por supuesto, es compatible con HDR.

 

FaceID fue un añadido polémico, el sustituto de los sensores de huellas dactilares. Con el Xs, Apple apuesta todo por FaceID, incluyendo todos los sensores necesarios y usando tecnologías como redes neuronales. Pero gracias a nuevos algoritmos ahora el desbloqueo del iPhone es más rápido.

El sonido ha sido potenciado, con una experiencia estéreo de calidad que se notará especialmente en videojuegos y películas. Apple afirma que de esta manera no hacen falta auriculares.

Nuevo A12 Bionic, chip de 7 nm

En el interior, Apple estrena el chip A12 Bionic, que es el primer chip de 7 nm; de esta manera han conseguido meter 6.900 millones de transistores en un tamaño reducido. Muchos fabricantes han intentado dar el salto a 7 nm, pero Apple ha adelantado a todos.

El Neural Engine ahora cuenta con ocho núcleos, dedicados a aprendizaje automático; de esta manera, es capaz de realizar 5 billones de operaciones por segundo. No, no me he equivocado, es billón con b.

La ventaja de Apple es que el A12 Bionic está diseñado sólo para los iPhone. Así que puede dar estos saltos y ofrecer dispositivos diseñados con el mejor rendimiento en mente.

El precio de los chips de memoria ha motivado que el almacenamiento sea lo primero que muchos fabricantes recortan. No así el Xs, que podrá contar con hasta 512 GB de almacenamiento. Además, Apple ofrecerá más libertad para elegir el tamaño que queramos; tendremos tres capacidades entre las que elegir: 64 GB, 256 GB y 512 GB.

El procesador de imagen es una parte tan importante de la fotografía como los propios sensores, aprovechando el Neural Engine para detectar caras, o segmentar las partes de la foto. Es capaz de realizar un billón de operaciones en cada foto que tomamos.

Smart HDR es una nueva función, la evolución del HDR. Cuando tomamos una foto, la app reconoce el sujeto y toma cuatro fotos consecutivas, además de frames intermedios, además de una foto de larga exposición.

Todo eso se analiza y se une en una sola foto para potenciar los colores y las formas. De esta forma, incluso podemos tomar fotos apuntando directamente al sol. Una vez que hemos tomado una foto, podemos cambiar la profundidad de fondo en cualquier momento.

En cuanto a batería, el iPhone Xs es capaz de durar 30 minutos más que el iPhone X.

Realidad aumentada y videojuegos se aprovechan de la potencia adicional

Con el A12 Bionic, es posible aprovechar el potencial del aprendizaje automático, usando una décima parte de la energía. Esto será especialmente importante para la realidad aumentada, la gran apuesta de la compañía. No solo en aplicaciones, sino también para los ya conocidos Animoji.

Otra función interesante es AR Quick Look, que con un toque nos permite colocar un objeto virtual en la imagen para ver cómo quedaría; por ejemplo, al comprar un producto.

Esta potencia adicional puede aprovecharse muy bien en videojuegos, como demostró el CEO de Bethesda, la desarrolladora más famosa por la saga The Elder Scrolls. Aprovechó para enseñar The Elder Scrolls Blades, un título de la saga desarrollado para móviles que aprovecha el potencial del A12 para presentar gráficos ultrarealistas.

La realidad aumentada y el aprendizaje automático pueden usarse para nuevos conceptos de apps. Como Homecourt, que es capaz de rastrear el movimiento de jugadores de baloncesto en tiempo real para detectar las anotaciones. En cada momento se registran seis variables sobre el balón, que nos puede ayudar a mejorar nuestro juego

Otra posibilidad interesante es la de crear nuevos juegos que usen realidad aumentada. Una nueva versión del clásico Galaga nos permite disparar a los enemigos directamente con nuestro smarthpone; y la potencia adicional permite integrar efectos de partículas avanzados en el juego.

El nuevo estándar

El iPhone Xs estará disponible en versión con Dual SIM. Con la tecnología DSDS podemos contar con dos líneas y en el momento en el que una haga una llamada el móvil se centrará en ella. La tecnología eSIM ha sido de gran ayuda para implementar esto. Sin embargo, los operadores tendrán que proveer soporte a esta tecnología. Excepto en China, donde por regulaciones Apple está obligado a ofrecer un modelo exclusivo con dos SIM.

El nuevo iPhone también es verde, y no me refiero al color. Buena parte de sus componentes han sido creados a partir de materiales reciclados, muchos de ellos de modelos antiguos. Gracias al programa Apple GiveBack, Apple puede convertir los iPhone en nuevos materiales usando Daisy, un robot capaz de desmontar nueve tipos de iPhone.

El iPhone X fue un modelo muy innovador, especialmente comparado con la generación anterior. Pero las innovaciones suelen traer sus propios problemas de la mano, como vimos con el iPhone X. Con el iPhone Xs, estamos ante la segunda ronda del mismo concepto; con las asperezas limadas, hardware mejorado, y conceptos mejor ajustados. No es una revolución pero sinceramente, eso no es lo que necesitaba el iPhone X.

El iPhone Xs estará disponible a partir de 1.159 €, el próximo 21 de septiembre.