Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El juguete para hombres que mejora tus encuentros sexuales

El juguete para hombres que mejora tus encuentros sexuales

Myhixel es un nuevo juguete sexual para hombres que quiere solucionar la eyaculación precoz y mejorar las relaciones.

El sector de los productos para auto-satisfacción sexual está lleno de modelos para mujeres. Pero, ¿qué pasa con los hombres? Myhixel quiere cambiar esto con el MYHIXEL I: se trata de una especie de vagina electrónica para que los hombres puedan auto-satisfacerse. Además, ayuda al control de la eyaculación, y todo ello pudiendo controlar el gadget desde el teléfono móvil.

De hecho, más que en la auto-satisfacción, este juguete para hombres pretende más ser una solución a la eyaculación precoz, para que las parejas puedan disfrutar aún más tiempo. Y es que, al menos en España, el 43% de los hombres padecen esta enfermedad; es decir, casi uno de cada dos españoles tiene este problema, pero como somos muy cerrados en este aspecto, preferimos no ponerle fin con tal de no decírselo a nadie.

Este ‘juguete sexual’, que ha sido probado en 500 voluntarios, está «científicamente probado» tras 4 años de pruebas e investigaciones por parte de sexólogos y médicos, en busca de controlar la llegada al clímax del hombre, para solucionar los problemas de muchos de los hombres.

El gadget para controlar la duración sexual

56 voluntarios escogidos precisamente para ello, gracias a un programa de entrenamiento y un Myhixel, consiguieron triplicar, de medio, el tiempo de duración. En concreto, este producto está especialmente diseñado para aquellos hombres que eyaculan en 3 minutos o menos, algo que afecta, como decimos, al menos a uno de cada tres hombres.

¿Cómo funciona? Usa un método «patentado» que consiste en la emisión de vibraciones, que son las que ayudan a controlar los tiempos sexuales. Además, estas vibraciones son las que causan, además, la «sensación de penetración más real jamás creada» de manera artificial. Y, por supuesto, es resistente al agua.

Lo mejor de todo, es muy discreto; de hecho, me aventuraría decir que parece un jarrón, por lo que puede ser colocado en cualquier estancia de la casa sin levantar sospechas de para qué funciona. Además, ha sido diseñado precisamente para eso.

Evolución (en segundos) de la duración del coito gracias al gadget Myhixel

Tiene poco más de 9 milímetros de diámetro, pesa apenas 630 gramos y la batería (de litio, aunque sin especificar de qué capacidad) se recarga mediante un USB magnético.

La empresa que está detrás de Mihixel es española, más concretamente de Sevilla, no vende el producto directamente, sino que lo hace a través de una campaña de Kickstarter. Tiene un precio de 138 dólares (unos 118 euros) y puede adquirirse desde hoy. De hecho, a las pocas horas de haberse iniciado la campaña, ya ha reunido casi la mitad de lo necesario para que salga adelante.

Myhixel en Kickstarter