Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El bug que borraba archivos en Windows 10 con la Actualización de Octubre ha sido solucionado por Microsoft

El bug que borraba archivos en Windows 10 con la Actualización de Octubre ha sido solucionado por Microsoft

Microsoft ha anunciado que ha solucionado el bug de la actualización de octubre de Windows 10, y que pronto volverá a lanzarla.

El lanzamiento de la actualización de octubre de Windows 10 ha sido uno de los más desastrosos que recordamos. Es cierto que para muchos usuarios no ha supuesto un problema; y las novedades implementadas son muy interesantes. Algunos llevamos usando esta versión desde el primer días in problemas.

Pero no es menos cierto que existe una importante porción de usuarios que ha perdido archivos después de la actualización. El bug, reconocido por la propia Microsoft, afecta a las carpetas y archivos presentes en nuestras carpetas personales; es decir, la carpeta de “Imágenes”, la de “Vídeos”, “Documentos”, etc. Los archivos presentes en el resto del sistema no se ven afectados.

Después de unos días de confusión, Microsoft decidió retirar la actualización, para no afectar a más usuarios; como es habitual, la actualización a la nueva versión se produjo de manera escalonada, y no de golpe, lo que ha ayudado a reducir la cantidad de afectados. Microsoft llegó a colgar un aviso a los usuarios que ya habían instalado; incluso instándoles a dejar de usar el sistema.

Por qué ocurrió el bug de la actualización de octubre de Windows 10

Afortunadamente, Microsoft no ha tardado mucho en localizar y arreglar el bug. El problema parece afectar a usuarios que habían redirigido sus carpetas por defecto. Normalmente estas carpetas se encuentran en C:\Users\[Nombre de usuario], pero podemos configurar el sistema para localizarlas en cualquier parte; como por ejemplo, en otra unidad de almacenamiento.

El problema es que la actualización implementó un código que se encargaba de eliminar carpetas vacías y duplicadas; y el sistema detectó estas carpetas redirigidas como duplicadas de las carpetas por defecto. Peor aún, no tenía en cuenta que no estaban vacías, por culpa de otro cambio en la secuencia de construcción del sistema; el resultado es que las carpetas “viejas” originales se borraban para dejar paso a las carpetas “nuevas” creadas por el sistema al arranque.

Las mayores críticas recibidas por Microsoft no se centran tanto en el bug (que haya bugs es algo normal a estas alturas); sino en que no fue capaz de detectarlo. Y todo, pese a que se reveló que los usuarios de Windows Insider, el programa de “beta-testers” de Microsoft, ya habían avisado de este problema.

El bug ha sido solucionado, y la actualización volverá

Ahora Microsoft ha anunciado en su blog oficial que ha encontrado y solucionado este y otros bugs; con la actualización, las carpetas originales no son tocadas incluso aunque redirijan a las carpetas nuevas creadas por el sistema. La actualización ya ha sido publicada para usuarios de Windows Insider, que la probarán para comprobar que todo está correcto.

Microsoft

Hablando de Windows Insider, Microsoft ha implementado una nueva funcionalidad que permite a los usuarios marcar el impacto y la gravedad de los bugs que encuentran. La compañía da a entender que no era consciente del bug porque los informes de los usuarios se perdieron entre la gran cantidad de bugs publicados en el periodo de pruebas.

Qué pasa si perdí datos con la actualización de Microsoft

¿Y para el usuario medio? La actualización de octubre de Windows 10 no tiene fecha definitiva de lanzamiento; pero Microsoft afirma que sólo quiere confirmar que no hay un mayor impacto después de los parches y que re-lanzará la actualización lo antes posible. Así que probablemente no tendremos que esperar mucho.

Si perdiste datos por culpa de esta actualización, Microsoft nos redirige al soporte técnico de Microsoft; donde nos pueden ayudar a recuperar los datos perdidos. Sin embargo, será mejor que no te hagas muchas ilusiones; Microsoft no da ninguna garantía de que podamos recuperar los datos. Será especialmente difícil si has seguido usando el sistema desde que se borraron los datos, ya que es posible que se haya escrito encima de los datos viejos.

La saga de la actualización de octubre aún no ha terminado; tiene que llegar a los usuarios finales aún. Pero ya hay mucho de lo que aprender, especialmente para Microsoft. Su gran error no ha sido implementar un bug (eso ocurre siempre en el desarrollo de cualquier software), sino no escuchar a los usuarios de la versión inestable y no reaccionar más rápido; ya sea por las prisas o por un error en el proceso, Microsoft tiene mucho que solucionar antes de lanzar una nueva actualización del sistema.