Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La consola perfecta para los fanáticos de Sega, ejecuta juegos de Mega Drive, Master Systyem y más

La consola perfecta para los fanáticos de Sega, ejecuta juegos de Mega Drive, Master Systyem y más

La Mega Sg es una consola moderna para jugar a la Mega Drive, que no usa emulación para conseguir gráficos y sonidos muy fieles a los originales.

A veces es difícil ser aficionado de Sega. Aunque en sus buenos tiempos fue la gran alternativa a Nintendo, un serie de malas decisiones casi la llevó a la ruina; aunque en la actualidad es una de las desarrolladoras más importantes del mercado, muchos somos los que echamos de menos los buenos tiempos. Aquellos en los que las consolas de Sega podían luchar cara a cara contra lo mejorcito.

Lamentablemente, parece que siempre que hablamos de nostalgia en Omicrono es para hablar de Nintendo. La cantidad de proyectos y desarrollos relacionados con su legado es abrumadora; pero no vemos lo mismo de Sega, pese a que tiene un legado tal vez igual de importante. Ahora eso puede cambiar.

La Mega Sg, la consola moderna para jugar a la Mega Drive y otras consolas de Sega

Todo gracias a la Mega Sg, una nueva consola no oficial que mezcla lo mejor de los sistemas clásicos de Sega. Ha sido creada por Analogue, famosos por crear consolas no oficiales basadas en sistemas Nintendo; en Omicrono ya hemos hablado de ellos en varias ocasiones, por sus espectaculares sistemas basados en la NES y la Super Nintendo originales.

La Mega Sg es básicamente lo mismo, pero basado en consolas de Sega. En concreto, este sistema es capaz de ejecutar juegos de Master System (la rival de la NES), la Mega Drive y la Genesis (la versión estadounidense de la Mega Drive).

Es compatible con los cartuchos originales que fueron lanzados hace décadas; aunque en el caso de los cartuchos de Master System necesitamos un adaptador incluido.

Compatible con miles de juegos, y se sumarán más consolas

Gracias a eso, la Mega Sg es compatible con más de 2180 juegos originales; prácticamente todos los títulos que podemos imaginar, y no faltan los grandes clásicos, por supuesto. Incluso es compatible con la Mega CD, el accesorio que nos permitía jugar a títulos en disco.

Además, en el futuro se lanzarán adaptadores y actualizaciones para disfrutar de otras consolas de Sega. Desde desconocidos como la SG-1000 o la Mark III, hasta otros clásicos como la Game Gear. Se lanzarán en 2019. Lamentablemente, aún no se han anunciado planes para la 32X; el adaptador que convertía la Mega Drive en una consola de 32 bits y que recibió una cantidad muy limitada de juegos.

Lo llamativo no es la compatibilidad, por supuesto. Gracias a la emulación y a recopilaciones oficiales de Sega, ya podemos disfrutar de todos estos juegos en ordenadores y consolas modernas. Lo interesante es que esta nueva consola no usa emulación.

La emulación es algo polémica, y no solo porque suela estar asociada con la piratería; para muchos aficionados, es la peor manera de disfrutar de juegos clásicos. Claman que ningún emulador es como jugar con una consola original; que introducen imperfecciones en la experiencia, retraso en los controles y fallos gráficos.

Sin emulación para una experiencia cercana a la original

Para evitarlo, la Mega Sg no usa emulación, sino un chip FPGA que ha sido programado para ejecutar las mismas funciones que los chips de las consolas originales. La ventaja de esto es que se reduce el retardo y se consigue una precisión mayor al ejecutar juegos antiguos.

Y no por ello tenemos que renegar de funciones modernas. La Mega Sg es capaz de ejecutar juegos a 1080p, manteniendo la fidelidad en los gráficos; todo gracias al escalado más avanzado del mercado, afirman sus creadores. La relación de aspecto original se puede mantener, y tenemos varias opciones gráficas.

La precisión no se queda sólo en el vídeo, también en el sonido; el chip Yamaha de la Mega Drive original era muy particular, pero la Mega Sg puede conseguir lo mismo con una calidad de 48 KHz y 16 bits.

En cuanto al control, la Mega Sg viene con un mando que se parece mucho al de Mega Drive; pero es inalámbrico y la ergonomía ha sido mejorada. Este mando también estará disponible por separado por 24,99 dólares.

La Mega Sg puede ser la consola definitiva para los aficionados a Sega; y tendrás que serlo para aceptar pagar los 189 dólares que costará. Recordemos que la propia Sega ya está preparando una Mega Drive Mini que será mucho más barata; pero aquella consola usará emulación y tendrá un catálogo limitado. Con la Mega Sg, podrás jugar a tu biblioteca de juegos y descubrir nuevos títulos; y todo con una mayor fidelidad.