Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Es legal usar el Wi-Fi abierto de mi vecino?

¿Es legal usar el Wi-Fi abierto de mi vecino?

¿Puedo usar el Wi-Fi abierto de mi vecino, o estoy cometiendo un delito?
En:

Está claro que robar el Wi-Fi de nuestro vecino mediante programas informáticos, está mal. Pero, ¿qué hay de usar una Wi-Fi que está abierta? Si una Wi-Fi está abierta, no tenemos que romper ningún tipo de seguridad para entrar; así que, en teoría, debería ser legal, ¿verdad? Al fin y al cabo, si la Wi-Fi está abierta es porque a su dueño no le importa que nadie la use, o eso podríamos pensar. Puede que no, por lo que vamos a estudiarlo.

Ya no entraremos en los peligros que entrañan las rede Wi-Fi públicas, sino solo en si es legal o no coger esa red abierta que tiene tu vecino de al lado; porque claro, seguro no es, sobre todo porque esa red a la que te estés conectando puede no ser una red real, sino una ficticia creada por algún atacante precisamente para robar tus datos.

Entonces, ¿puedo usar el Wi-Fi abierto de mi vecino o no?

En el medio online Última Hora han preguntado al Inspector Jorge Rodríguez, jefe de la Unidad de Delitos Tecnológicos del Cuerpo Nacional de Policía, y la respuesta es muy escueta: «sí, es delito»; no tanto porque se esté vulnerando ningún tipo de sistema de seguridad, pues en realidad no existe (el Wi-Fi está abierto), sino porque el hecho en sí es delictivo.

Es como entrar en una casa ajena que está abierta. No estamos produciendo un daño en las cosas o un allanamiento con fuerza, pero sí que estamos cometiendo un allanamiento de morada. «Te estás metiendo en un ámbito de privacidad que no es tuyo», afirma el Inspector.

Y, al contrario de como muchos piensan, no es ilegal dejar nuestra Wi-Fi abierta. Y hay más: si la tenemos abierta y alguien la usa para cometer un delito, tampoco seremos los culpables, pues no se podrá demostrar que hemos sido nosotros los que hemos cometido el delito, a pesar de que la IP esté ubicada en nuestro hogar; principalmente, porque no se podrá demostrar que hemos sido nosotros, pues en España hay presunción de inocencia.

Y, de hecho, hay una sentencia del Tribunal Superior, más concretamente la número 987/2012. Y recordemos, las sentencias de este tribunal sientan jurisprudencia, por lo que es como si fueran ley.