Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Facebook necesita lavar su imagen y ya ha empezado a hacerlo

Facebook necesita lavar su imagen y ya ha empezado a hacerlo

Facebook ha cambiado mucho en los últimos 10 años. La empresa tiene problemas y ha comenzado una campaña de lavado de imagen.

Cuando Facebook se diseñó y creó en Estados Unidos no empezó precisamente con buen pie. La empresa de Mark Zuckerberg, todavía corriendo en los servidores de la universidad, servía para discriminar a las alumnas por su aspecto.

Poco a poco la compañía fue virando y creciendo hacia el gigante que es hoy en día, pero hay algo que no ha cambiado: sus constantes meteduras de pata y problemas de imagen, además de los escándalos relacionados con la privacidad de sus usuarios.

En los últimos años hemos asistido a fallos de seguridad surrealistas como el que produjo el escándalo de Cambridge Analytica, lo que le ha acarreado problemas, como la multa que ha impulsado el gobierno británico por no salvaguardar correctamente los datos de sus usuarios. Una multa de medio millón de libras, una cifra ridícula si tenemos en cuenta lo que ha supuesto este problema. Y decimos problema y no brecha de seguridad porque en realidad no se ha hackeado el sistema (aunque sí ha sucedido en otras ocasiones), sino que esto se ha producido debido a un fallo en la forma de operar de la propia compañía.

Pero ese no es el único problema al que se ha enfrentado la compañía en los últimos años. Las fake news se propagan como la pólvora entre sus usuarios, su forma de mostrar las noticias y los algoritmos que deciden quién las ve polarizan la opinión pública, las alteraciones en las visitas que tienen los vídeos en su plataforma…

¿Y habéis leído sobre la responsabilidad de la plataforma en las últimas elecciones presidenciales americanas? Seguro que sí.

No es de extrañar que los propios directivos de la junta de gobierno de Facebook empiecen a plantearse despedir al propio Mark Zuckerberg de uno de sus puestos principales para mejorar la imagen de la empresa. Y no es la única medida en esta línea.

Facebook está en plena campaña de lavado de imagen

Facebook co-founder Mark Zuckerberg poses a question during the CEO Summit. (Official White House Photo by Pete Souza)

En las últimas semanas hemos asistido a un gran incremento de la actividad de los responsables de relaciones públicas de Facebook. Se han anunciado multitud de acciones y programas que hacen que los usuarios vean con mejor cara a la empresa.

Facebook ha presumido de luchar contra la pornografía infantil usando la inteligencia artificial, de haber mejorado la forma en la que muestra a sus cientos de millones de usuarios los numerosos anuncios políticos sobre todo en Estados Unidos, de frenar el SPAM que llega a nuestros perfiles, de borrar cuentas falsas y de intentar parar las numerosas interferencias en campañas políticas.

Para mejorar su seguridad la empresa incluso ha llegado a comprar una firma de seguridad online y ha contratado un responsable para solventar los problemas que generan sus servicios.

Y ojo, porque eso es sólo en los últimos siete días.

War Room de Facebook | Imagen: Bloomberg

También anunció la creación de una War Room (sala de guerra) para luchar contra las fake news y los ataques a la plataforma intentando alterar el algoritmo que muestra las noticias a los usuarios. Hasta han creado una serie de artículos para informar de lo que están avanzando en este frente. También han diseñado una IA capaz de detectar memes ofensivos.

También hemos visto movimientos similares en las aplicaciones del ecosistema, como el filtro para evitar el bulling que se ha integrado en Instagram o el intento por frenar la expansión de rumores a través de WhatsApp en países como La India que acaban en asesinatos.

En vez de una empresa que gana dinero a través de la monetización de los datos de sus clientes parece que estamos ante los anuncios de un político en campaña electoral.

Facebook no es lo que era

Que la empresa tome este tipo de decisiones ahora no es casual. Hace diez años la red social era algo fresco y novedoso que nos permitía estar en contacto con gente que teníamos lejos, saber de ellos…

Actualmente Facebook se usa de muchas maneras pero muchos usuarios empiezan a irse al ver sobre todo cantidades ingentes de noticias polarizadas, memes y anuncios.

El propio Mark Zuckerberg ya anunció que pretendía que la gente usara menos Facebook pero lo hiciera de manera mas sana y productiva. Al fin y al cabo él quiere beneficios y le da igual si vienen por ganar mucho dinero con el tiempo que estemos en la app, independientemente de cuanto sea.

La imagen de Facebook se ha deteriorado mucho en los últimos años

Pero la imagen de Facebook se deteriora. Todos los escándalos que hemos mencionado y todos los que siguen saliendo alejan a los usuarios de la plataforma. Esto es especialmente preocupante en las franjas mas bajas de edad (aunque se marchan por otros motivos) y en las franjas medias (las que tienen mayor poder adquisitivo). Y en plena ola de problemas, lanzan Portal, un dispositivo de hardware que, oh sorpresa, podría ser usado para obtener más datos de los usuarios.

Durante las próximas semanas y meses seguiremos viendo noticias y anuncios del servicio en los que se posicionen como adalides de la verdad, la libertad y la democracia.

La realidad es otra. La realidad es que es muy probable que Internet fuera mejor sin Facebook.