Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Fallo en un cohete espacial: astronautas realizan aterrizaje de emergencia

Fallo en un cohete espacial: astronautas realizan aterrizaje de emergencia

El fallo en un cohete espacial ha obligado a un aterrizaje de emergencia, aunque en un principio parece que los dos astronautas están a salvo.

Dos astronautas se encuentran en buenas condiciones después de un fallo en la segunda etapa de su cohete obligase a un aterrizaje de emergencia.

Hoy se produjo el lanzamiento de la Soyuz MS-10, una misión en la que la cápsula se uniría a la Estación Espacial Internacional (ISS); estas misiones ya son de rutina, tanto para sustituir a astronautas en la ISS como para llevar los importantes suministros y experimentos científicos.

Aterrizaje de emergencia para dos astronautas

Después de que la NASA abandonase los transbordadores espaciales, no le ha quedado más remedio que depender del programa espacial ruso para llevar a sus astronautas a la ISS. La de hoy era una de estas misiones conjuntas entre Roscosmos (la agencia espacial rusa) y la NASA; a bordo de la Soyuz iban el ruso Aleksey Ovshinin y el estadounidense Nick Hague.

Esta misión era importante para el programa espacial ruso, ya que una de las misiones de Ovshinin era salir al espacio para inspeccionar el misterioso agujero de la Soyuz MS-09; un agujero que aún no tiene explicación final pero que ha sido objeto de muchas teorías conspiratorias.

Sin embargo, Ovshinin no será capaz de realizar esta misión, al menos no por ahora. El lanzamiento de la MS-10 ya era algo peculiar, al llevar a solo dos astronautas; lo normal es aprovechar la capacidad de tres personas. Pero el verdadero giro de guión llegó una vez producido el lanzamiento, cuando se detectó un error en la segunda etapa del cohete.

Fallo en un cohete espacial

Según fuentes de Roscosmos, los motores de la segunda etapa se apagaron, por lo que la cápsula no pudo alcanzar el espacio; la única solución fue volver a tierra. Aunque esto no es algo habitual, es una de las posibilidades que se tienen en cuenta con este tipo de misiones; así que la tripulación y el control de tierra sabía muy bien qué hacer.

La decisión fue realizar un descenso balístico, durante el cual la tripulación sufriría grandes fuerzas g debido a la aceleración; según las primeras medidas, sufrieron fuerzas de 6G durante el descenso hacia Kazajistán.

Tripulación sana y salva

En el momento de escribir estas palabras, la cápsula ha tocado tierra, y las primeras fuentes apuntan que la tripulación está viva y sana; o al menos, todo lo sana que pueden estar después de sufrir esas fuerzas durante tanto tiempo. El contacto por radio no se ha perdido, y ambos han dado señales de vida. Los helicópteros ya han salido en su rescate, y se esperan más noticias pronto.

(NASA)

Aunque un fallo semejante entra dentro de las posibilidades, este incidente no deja nada bien al veterano programa Soyuz; y puede que obligue a la NASA y otras agencias a depender más de proyectos privados, como los de SpaceX o Blue Origin, que ya están trabajando en cápsulas para seres humanos.