Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Las gafas que bloquean pantallas para poder desconectar del mundo virtual

Las gafas que bloquean pantallas para poder desconectar del mundo virtual

Las IRL Glasses son unas gafas que bloquean pantallas, haciendo como si estuviesen apagadas, para desconectar del ruido visual.

Allá donde mires, probablemente haya una pantalla. No es sólo por la popularización de los smartphones; las grandes ciudades cada vez están más llenas de publicidad mostrada en pantallas, por ejemplo. Incluso si no trabajas a diario con pantallas (y es lo más probable), es inevitable que te encuentres constantemente con una.

Eso puede ser algo más que agobiante. Las pantallas requieren nuestra atención constante, y nuestras vidas han cambiado enormemente gracias a (o por culpa de) ellas. ¿No te gustaría desconectar un momento, al menos una vez al día? Cada vez más gente siente lo mismo, y puede que acabe de salir el producto que les haga la vida más fácil.

Las gafas que bloquean pantallas

Se llaman IRL Glasses, y aparentemente son unas gafas de sol cualquiera; lo interesante es que cuando nos las ponemos dejamos de ver lo que se reproduce en las pantallas. Sí, “mágicamente” podemos hacer desaparecer todas las pantallas que nos rodean.

Lo único que veremos si miramos una pantalla es negro, como si estuviese apagada; las demostraciones publicadas por sus creadores en la campaña de Kickstarter son impactantes. En algunos casos, es como estar en un lugar diferente; aunque claro, puede que te dificulte un poco hacer un pedido en tu sitio de comida rápida favorito.

Las IRL Glasses están inspiradas en las de la película They Live (Están vivos) de John Carpenter; en la cinta, un vagabundo descubre unas gafas que le permiten ver tras los disfraces de unos extraterrestres que han invadido la sociedad. Aparte de la diferencia obvia, las IRL Glasses no nos permiten ver más, sino ver menos.

Las gafas son capaces de bloquear pantallas gracias a que están polarizadas. Tienen un filtro que bloquea ciertas ondas de luz, dejando pasar el resto. Los filtros polarizadores son muy usados en fotografía, por ejemplo, para eliminar reflejos y algunos colores. También son usados en gafas de sol para bloquear ondas perjudiciales para la vista.

Así que, si podemos saber qué ondas emiten las pantallas, es relativamente fácil desarrollar un filtro que bloquee su luz; entonces sólo hay que rotarlo de tal manera que la luz no pueda pasar a través de él. Las IRL Glasses además tienen el efecto secundario de que también bloquean rayos ultravioleta ya que tienen un UV 400.

No funciona con todas las pantallas

Claro, que eso también significa que un filtro polarizador sólo es capaz de bloquear ciertas ondas de luz y no otras. En otras palabras, las IRL Glasses no funcionan con todas las pantallas. Son capaces de bloquear la mayoría de televisores y monitores, siempre y cuando sean LCD/LED. No son capaces de bloquear smartphones o pantallas OLED, más modernas.

Así que, aunque te pongas estas gafas, no vas a dejar de ver pantallas. Pese a todo, este proyecto es más una especie de protesta o declaración de intenciones que un producto que vayamos a usar constantemente; tal vez puede ser útil para pasar por zonas especialmente molestas con las pantallas publicitarias, por ejemplo.

Eso no ha impedido que las gafas hayan conseguido cierto éxito en su campaña de Kickstarter. En el momento de escribir estas líneas está cerca de conseguir tres veces la cifra necesaria para hacerlas realidad, y quedan unos 21 días. Podemos conseguir unas gafas IRL Glasses por 49 dólares al mes aportando a Kickstarter.