Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El creador de Linux vuelve al trabajo y ya lidera su desarrollo

El creador de Linux vuelve al trabajo y ya lidera su desarrollo

Linux comienza a desarrollarse de nuevo. Su creador, Linus Torvalds, vuelve de unas merecidas vacaciones con un código ético bajo el brazo.

Hace poco más de un mes, el creador y principal desarrollador de Linux, Linus Torvalds, se tomaba su primer descanso tras 27 años en el proyecto. Sucesivos problemas con un mal ambiente de trabajo debido a un mal comportamiento y actitudes reprochables llevaron a este hombre a desear alejarse un tiempo pidiendo incluso perdón. Hoy vuelve al trabajo y con un polémico código de conducta bajo el brazo.

Linus Torvalds vuelve al trabajo tras un comportamiento tóxico

Linux vuelve a la carga: su creador regresa para liderar su desarrollo

Parece ser que este tiempo ha sido suficiente para Torvalds, ya que se ha anunciado que volverá a dirigir el desarrollo de Linux. Una de sus primeras acciones de vuelta es reunirse con 40 de los principales desarrolladores que mantienen el kernel de Linux. Esta reunión tendrá lugar en el Open Source Summit que se dará entre los días 22 y 24 de octubre. Eso sí, no se ha anunciado ninguna aparición pública en el evento. Así, mediante la lista de correo de Linux, Greg Kroah-Hartman, el que se encargaba de liderar la parte estable del kernel de Linux temporalmente le ha pasado los mandos a Torvalds.

El desarrollador tuvo que pedir perdón tras sus sucesivos comportamientos tóxicos. No tiene miedo de decir las cosas como son, de soltarle un corte de mangas a algunas de las compañías más poderosas del sector, o de echar para atrás código si no está a la altura de lo que considera que debería ser Linux. Y durante casi tres décadas, eso es justo lo que ha hecho. Se le suman insultos y  peleas verbales con desarrolladores de códigos y una férrea autoridad que determina que todo el código desarrollado debe pasar por sus manos.

(Mario Behling)

Esto no quiere decir que Linus Torvalds vaya a ser un trabajador excelente y un compañero ejemplar. Hace un tiempo se planteó un código de conducta en el área de trabajo que atajaba todo comportamiento nocivo e inadecuado, como los insultos, el trolleo o incluso el traspaso de imágenes sexuales o contenido de esta índole. El problema es que este código deja atrás el modelo de la meritocracia y es polémico de por sí por amenazar ciertos proyectos Open Source.

Linus Torvalds por su parte pidió perdón por estos comportamientos sobre los cuáles el mismo desarrollador reconoció que estaban empezando a afectar al desarrollo de Linux. Por supuesto esto son palabras y todavía no sabemos si se aplicarán en la vida real. Sí es cierto que se mostró muy arrepentido y aseguró que el desarrollo de la plataforma es su prioridad, por lo que tenemos motivos para creerle.

Ahora, Torvalds vuelve a liderar el desarrollo de Linux con el arrepentimiento como redención y con un código de conducta que intentará aplacar su ira en caso de volver. Por ahora tendremos que darle un margen; no obstante, este tipo de comportamientos vienen de muy atrás. La pregunta real es si Linux se verá afectada.