Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Manipulación política en Twitter: 350 GB de datos que ahora salen a la luz

Manipulación política en Twitter: 350 GB de datos que ahora salen a la luz

Twitter ha publicado mas de 350 GB de datos sobre cómo se interfirió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 que ganó Donalld Trump.

Uno de los mayores escándalos de los últimos tiempos, incluso décadas en el apartado político, ha sido la acusación que diversas entidades y responsables a nivel mundial han realizado contra Rusia por su supuesta injerencia en las elecciones americanas de 2016, en las que resultó ganador Donald Trump.

Gran parte de ese intento de condicionar el voto vino por el uso de plataformas sociales como Facebook o Twitter. La primera ha estado en el punto de mira debido a que este es uno mas de los escándalos que rodean a la empresa, lo que ha llevado a algunos accionistas incluso a querer eliminar a Mark Zuckerberg del puesto de presidente.

Pero Twitter también ha sido usada de forma masiva para emitir mensajes y condicionar la agenda política, sobre todo en las elecciones presidenciales mencionadas.

Que gane Trump y pierda Hillary

Cuando Donald Trump anunció que se presentaría a las elecciones estadounidenses la primera reacción de casi todo el mundo fue de sorpresa. La mayoría se reía de la idea del multimillonario de peinado inconfundible y sólo una minoría le veía con posibilidades.

Estaba claro que a nivel mundial una presidencia de este personaje tan peculiar era un punto a favor para algunos países, que se inmiscuyeron más de lo aceptable en la carrera presidencial.

Hillary Clinton fue objetivo de ataques a muchos niveles y las redes sociales fueron las principales armas de países como Rusia o Irán para favorecer que ella no fuera la primera presidenta de los Estados Unidos.

Polarización, sobre todo polarización

Si vemos los archivos que ha puesto Twitter a nuestra disposición nos encontramos con algunos mensajes de apoyo al actual presidente pero también menciones a temas relevantes de la agenda americana como la tenencia de armas o la inmigración.

Pero lo llamativo es que estas cuentas no estaban siempre claramente alineadas con las tesis de Trump, ni siquiera de los republicanos. Lo curioso es que los mensajes parecen ser contradictorios entre sí aunque las cuentas parezcan tener una misma procedencia.

Esto nos confirma que la mayor motivación de estos ataques personales a Hillary Clinton y el apoyo a Trump era la polarización del debate en las elecciones americanas, algo que podría beneficiar a Donald Trump, como se ha comprobado posteriormente.

Más de 350 GB de datos para analizar

Twitter no quiere que su imagen se vea perjudicada por haber sido una de las plataformas usadas por los supuestos responsables rusos en esta injerencia política en asuntos nacionales extranjeros. Por eso ha publicado un conjunto de archivos de todo tipo que pueden estar relacionados con este evento.

La intención de la empresa de Jack Dorsey es permitir que cualquier investigador independiente tenga a su disposición todo este material por si desea investigar cómo Rusia usó Twitter y sus bots para hacer que Donal Trump ganara las elecciones americanas.

Los archivos puestos a disposición del público por Twitter incluyen más de 380o cuentas relacionadas con IRA (Internet Research Agency)  y otras 770 que podrían haber sido localizadas en Irán.

Estas mas de 4500 cuentas habrían publicado más de 10 millones de tweets, más de 2 millones de imágenes, GIFs, emisiones de Periscope y vídeos. Es curioso que muchas de las cuentas que se listan tenían actividad ya en 2009 aunque la mayoría se crearon en 2016, en teoría para ser usadas principalmente en esta campaña.

Toda esta información se puede descargar desde un portal creado por la propia Twitter en la que detalla los elementos que pone a nuestra disposición, separados por contenido y por origen. Para descargarlos simplemente tenemos que pulsar en cada uno de los elementos para bajar los archivos ZIP.

Eso sí, por motivos de privacidad (algunos falsos positivos podrían haberse dado), la empresa ha ocultado el nombre de algunas cuentas pero pone a disposición de ciertos investigadores los datos en bruto, sin manipular, por si fueran de interés en algún caso concreto.