Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Que haya tantas alternativas a Netflix está fomentando la piratería

Que haya tantas alternativas a Netflix está fomentando la piratería

Tantos servicios de streaming fomentan la piratería, al ofrecer contenido exclusivo que el usuario quiere y no puede conseguir con sólo una suscripción.

Netflix y el resto de servicios de streaming supusieron el mayor golpe que podía sufrir la piratería; pero es su éxito el que puede estar reviviendo esa práctica.

La piratería nace por dos motivos: el acceso al contenido, y las barreras económicas. En otras palabras, si alguien no puede conseguir al momento la película que quiere ver, o al menos no a un precio asequible, optará por alternativas no oficiales.

Durante años, muchos hemos defendido que la piratería menguará cuando las alternativas oficiales ofrezcan un mejor producto que las piratas; y el éxito de Netflix y otros servicios ha demostrado esta teoría.

¿Para qué piratear, cuando tienes acceso a miles de películas y series por lo que cuesta una entrada de cine? No es de extrañar, por lo tanto, que cada dos por tres aparezca un nuevo servicio de streaming; y que para hacerse un hueco en el mercado, produzcan contenido propio y exclusivo.

Tantos servicios de streaming fomentan la piratería

Por ejemplo, en 2019 recibiremos el servicio de streaming de Disney; contará con series originales, además de la exclusividad de sus nuevas películas. Netflix está constrarrestando esto aumentando la producción propia con nombres taquilleros. Otras alternativas como HBO o los servicios locales como Filmin tambien ofrecen contenido propio o licenciado en exclusiva.

Por eso es fascinante que el nuevo informe de Global Internet Phenomena plantee un nuevo problema en esta situación tan optimista para el mercado: el aumento de la piratería.

El informe se basa en el dato de que, por primera vez en años, el tráfico de torrents ha subido; es cierto que los torrents pueden ser usados para compartir cualquier tipo de archivo, no solo para piratear, pero también es innegable que es su utilidad principal para la mayoría de usuarios.

Compartir archivos supone el 3% del tráfico de descarga y el 22% del tráfico de subida global; y de eso, el 97% es tráfico del protocolo BitTorrent. Es el número uno en Europa y Asia/Pacífico. El tráfico de BitTorrent está creciendo especialmente en Europa, Oriente Medio y África.

El motivo de este crecimiento, según el estudio, es la gran cantidad de servicios de streaming con contenido exclusivo. El problema está en que el internauta medio no puede, o no quiere, pagar tantos servicios para acceder a todo el contenido que quiere.

Por qué no estamos ante un “renacer” de la piratería

Cuando Netflix era prácticamente el único servicio, no hacía tanta “falta” piratear porque todo estaba en un sitio. Pero ahora que hay tanto servicios, cada uno con sus exclusividades, para mucha gente es imposible seguirlas todas sin la piratería.

servicios de streaming fomentan la piratería

Es muy posible que tengamos demasiados servicios de streaming; que nos estemos acercando al límite de lo que puede alojar el mercado. También es muy probable que no todos sigan abiertos de aquí a un par de años. Se trata de un sector relativamente nuevo, así que es normal que haya una explosión de competidores, que luego irán retirándose poco a poco.

Por eso probablemente no haya nada que temer; no estamos ante un “renacer” de la piratería, sino más bien los efectos del mercado ajustándose a lo que el consumidor puede aceptar.