Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

10 años de Spotify: así comenzó todo

10 años de Spotify: así comenzó todo

El mayor servicio de streamig de música cumple 10 años: te explicamos como han sido los 10 años de Spotify, y cómo comenzó todo.

Si te gusta escuchar música con tu smartphone mientras estás en la calle, seguramente conozcas Spotify. Hoy cumple su décimo aniversario y es uno de los gigantes de la música en streaming; sin embargo, no siempre fue así, ¿cómo ha evolucionado Spotify desde su nacimiento?

Daniel Ek, el genio de la informática

Los orígenes de Spotify se encuentran en Suecia, fruto de la mente de Daniel Ek. Éste siempre tuvo dos pasiones, la informática y la música (su abuela fue cantante de ópera y su abuelo pianista. Cuando Ek tenía tan solo 14 años creó su propia empresa dedicada al diseño y creación de webs; incluso, contaba con empleados que pertenecían a su propio instituto. Desde sus inicios, este chico parecía tener un futuro prometedor.

A los 16 años Ek intentó formar parte de Google; sin embargo, le rechazaron por carecer de título. Resulta curioso que un gigante como Google rechazase a tal talento simplemente por no contar con un título. El joven genio, lejos de amedrentarse, decidió fundar Advertigo, una compañía de marketing online.

Esta empresa tuvo tal éxito que Tradedoubler, el gigante de marketing sueco, decidió comprar en 2006 la compañía de Ek por 10 000 000 de coronas suecas (algo más de 1 000 000 de euros).  A los 23 años, el joven nórdico se convirtió en millonario. No hace falta imaginarse el resto: discotecas de lujo, coches de alta gama y excesos; pero, Ek se acabaría cansando, lo suyo era la informática y emprender.

hitesh0141 en Pixabay

En 2008 Spotify es lanzado al público

Ek tenía una gran amistad con Martin Lorentzon, fundador de Tradedoubler, y le propuso invertir en una nueva idea, una app de música en streaming. Como anécdota, lo que ahora conocemos como Spotify surgió por casualidad al conversar sobre el nombre que debía tener la empresa.

Para crear Spotify, ambos se rodearon de buenos profesionales; plantilla en la que se encontraba Ludvig Strigeus como programador, fundador de uTorrent. Spotify quería convertirse en alternativa a la piratería musical y lo desarrolló el fundador de un programa que promueve la piratería, dato curioso.

Spotify se creó en 2006; sin embargo, no vería la luz hasta dos años después debido a las duras negociaciones con las discográficas. Finalmente, el 7 de octubre de 2008 se lanzaría Spotify en España, Reino Unido, Noruega, Francia, Suecia y Finlandia. En este sentido, la plataforma era muy diferente a la actual.

En un principio era una app solo disponible en ordenador y solo se podía acceder mediante invitación o pagando una suscripción de pago. Además, los usuarios gratuitos solo podían escuchar hasta 20 horas de música al mes, momento en el que se interrumpía el servicio.

MIH83 en Pixabay

Spotify llega a los móviles

Precisamente en esa etapa comenzó el gran cambio en el mercado de la telefonía; el nacimiento de iPhone revolucionaría el concepto y uso de los teléfonos móviles hasta ser la pieza imprescindible de la actualidad. Ek era consciente de ello y comenzó a trabajar en la app de Spotify para móviles, que saldría a la luz en 2009; además, nacería la versión premium sin publicidad.

La compañía llegó a Estados Unidos en 2011, finalmente las discográficas se rindieron al modelo de Spotify; aunque, sin estar muy convencidas por el modelo basado en publicidad. Seamos realistas, entre recibir algo de dinero y que los usuarios obtengan tu producto gratis, la mejor es la primera opción. Además, ¿quién compra discos hoy en día? En la práctica la demanda ha caído en picado.

StockSnap en Pixabay

24 000 000 de usuarios activos mensuales en 2013

En 2013 Spotify ya estaba disponible en 32 países del mundo y contaba con 24 000 000 de usuarios activos mensuales, de los que 6 000 000 eran de pago. El año siguiente Spotify eliminaría de la versión gratuita la limitación de 20 horas de música mensuales, lo que impulsaría a la plataforma a las cifras que maneja en la actualidad.

En este punto, la compañía comenzó a buscar alianzas estratégicas con otras marcas para expandirse. Starbucks, Facebook y Twitter son algunas de ellas.

StockSnap en Pixabay

180 000 000 de usuarios activos mensuales en la actualidad

En tan solo 5 años, Spotify ha multiplicado por siete su número de usuarios. Según los datos de la compañía, en junio de 2018 la plataforma contó con 180 000 000 de usuarios activos, de los que 83 000 000 son suscriptores de pago.

Del mismo modo, la app contiene más de 35 000 000 de canciones y dos billones de playlists en un total de 65 países. Spotify ha pagado más de 8 billones de euros a los titulares de derechos que emplean su plataforma.

Free-Photos en Pixabay

Revolución de la industria musical

Sin duda, Spotify ha supuesto una revolución a la hora de escuchar música. Antes de su lanzamiento, existían tres opciones: comprar discos en formato físico, descargar canciones ilegalmente o comprar música en iTunes. Con Spotify nació la posibilidad de escuchar música en streaming de una manera legal y cómoda.

Ahora, podemos estar en cualquier sitio y escuchar música en streaming en nuestro smartphone. Puede parecer una obviedad; sin embargo, hasta hace una década el proceso era mucho más laborioso. Hoy en día basta con abrir la app y ponernos a escuchar música; en cambio, antes era necesario comprarla o descargarla.

Como es lógico, Spotify también ha cambiado mucho con el paso de los años. Ahora, la app es mucho más sofisticada que en sus inicios; esto es, emplea IA para ofrecer recomendaciones a los lectores en base al uso que han hecho de la app.

Los artistas también tienen su historia con Internet. Gracias a la red, sus temas pueden convertirse en fenómenos conocidos por todos los rincones del mundo gracias a apps como Spotify. Aunque no todo es tan bonito, puesto que muchos se quejan de la piratería. Spotify nació precisamente para ayudar a los artistas a monetizar su música a través de Internet.

Hace una o dos décadas era mucho más complicado conocer las canciones de moda al otro lado del Atlántico. Ahora, el impacto es global; plataformas como YouTube o Spotify son las culpables de esta globalización musical.

Foto destacada: Pxhere