Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Tu ratón gaming esconde una función que no estás aprovechando

Tu ratón gaming esconde una función que no estás aprovechando

Tu ratón gaming puede tener una función que no has descubierto y que si eres un jugador aspirante a profesional, te puede interesar: las pesas.

Hace un tiempo me compré un ratón gaming de alta calidad. Me recomendaron el Logitech G502 Spectrum, el que es posiblemente uno de los mejores relación calidad-precio. Cuando lo saqué de su caja y lo desenvolví, vi que traía un estuche algo extraño. Lo revisé y tenía unas pequeñas placas de acero.

Al principio no entendí que eran, y cuando las revisé un momento me di cuenta: ¡eran pesas para el ratón! No os voy a mentir, soy bastante escéptico con mucho del marketing que hay alrededor del terreno gaming y lo primero que pensé es que era una auténtica chorrada. Tras unos meses de uso y tras la primera oportunidad que les di a estas pequeñas, definitivamente lo contemplé como un recurso que a lo mejor estás desaprovechando.

Las pesas, un recurso que puede ser una tontería o ser muy útil

Tu ratón gaming esconde una función que no estás aprovechando

Estas pesas suelen venir con el ratón si es de gama media o alta. Marcas como MSI, Tacens o Corsair las incluyen y hay una gran variedad de formas. Logitech ha querido darles a las mías un acabado más cercano al gaming aunque esto depende de la ergonomía del ratón. Pero ¿son una tontería enfocada al marketing o tienen un uso real?

El objetivo de estas pesas es que equilibren el peso del ratón. Los jugadores profesionales necesitan un tipo específico de ratón que se adapte a sus habilidades y a su agilidad, y en esta ecuación influye el factor del peso. Un ratón muy pesado puede lastrar al jugador, y uno ligero puede hacer que su puntería se desvíe.

Tu ratón gaming esconde una función que no estás aprovechando

Estas pesas se ponen debajo del ratón en distintas posiciones para, además de controlar el peso, equilibrar los puntos de peso del ratón. Es decir, si pones muchas pesas en la parte delantera del ratón este pesará más por la parte de los botones. Cada jugador es un mundo y por ello cada ratón suele traer una buena cantidad de pesas para que el usuario se ajuste como quiera.

Como bien he dicho, esto al principio me pareció una tontería y ni toqué el estuche de las pesas durante meses. Pero una cosa es cierta: el ratón se sentía demasiado ligero. Aunque es un ratón maravilloso no tiene el agarre que yo prefiero y sumado a que es demasiado ligero, había veces que el movimiento me molestaba. Me encantan los videojuegos pero no soy un jugador profesional ni nada de eso, por lo que no creía que fuera a conseguir un ajuste idóneo para mí.

Hasta que un día me decidí. Como veis en la imagen le puse 2, una en la parte superior y otra en la inferior porque es más o menos por donde cojo el ratón. La verdad es que me comí mis palabras… a medias. El cambio supuso eliminar esa pequeña molestia y dar un paso al frente en la comodidad de mi uso. Pero no me parecía que fuera especialmente necesario.

Tu ratón gaming esconde una función que no estás aprovechando

Es decir, sí, mejoró mi agarre y mi uso. Pero vuelvo a repetir que no soy un jugador profesional y sé que por mucho que quiera jamás alcanzaré los niveles de habilidad de algunos prodigios que vemos en torneos mundiales. Pero esto no impidió que viese a estas pesas como un recurso que sin ser estrictamente necesario, puede serlo para según qué personas.

Si eres un jugador aspirante a profesional, úsalas

Si eres un jugador casual de esos que gustan de jugar a sus títulos preferidos sin ninguna aspiración profesional, entonces esta opción no está de más, pero tampoco es que vaya a cambiar tu vida. Puedes probarlas y decidir si realmente te convienen. Pero no te harán instantáneamente un mejor jugador, si bien sí que mejorarán la forma en la que usas tu ratón.

En cambio si eres un jugador que aspira a ser profesional y sobre todo en juegos donde se requiera muchísima velocidad (shooters como Overwatch, CS:GO y demás) entonces estás tardando en usarlas. Pueden ajustar a la perfección el equilibrio de peso del ratón de tal forma que pueda tener el agarre ideal para ti y puedas ajustarlo a tu velocidad de mano.

Tu ratón gaming esconde una función que no estás aprovechando

De hecho, este es precisamente el origen de estas pesas. Cuando el juego profesional se estaba haciendo tendencia y los jugadores especializados empezaron a demandar mejoras para este tipo de periféricos, se empezó a juguetear con la idea de poder controlar hasta el peso del ratón. Y de ahí nació la idea; pesas para que cada jugador pudiera ajustar hasta este detalle que en determinados títulos es vital. Si no habías empezado a usarlas, busca la caja de tu ratón o el estuche y dales una oportunidad.