Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Análisis del Amazon Echo Plus: probamos el mejor altavoz inteligente de Amazon

Análisis del Amazon Echo Plus: probamos el mejor altavoz inteligente de Amazon

Analizamos a fondo el mejor altavoz inteligente con Alexa, con buen sonido y muchísimas posibilidades. Lo comparamos con el Echo Dot y uamos el Amazon Plug.

Amazon ha sido la responsable de crear na categoría que se ha popularizado de forma muy rápida, la de los altavoces inteligentes. Gracias a Alexa, su asistente virtual, la forma en la que realizamos tareas ahora es más fluida y humana ya que no necesitamos un teclado o una pantalla con la que interactuar.

Análisis Amazon Echo Dot: el mayor rival del Google Home Mini

En España los Amazon Echo, su familia de altavoces inteligentes, ha llegado hace poco pero nosotros ya estamos probando varios de los componentes que podéis comprar. En esta ocasión analizaremos el Amazon Echo Plus, el modelo más potente y con mejor sonido, sólo superado por el Subwoofer que podemos acoplar a cualquier Amazon Echo.

Comprar Amazon Echo por 149.90 euros

Discreto y elegante

Una de las cosas que llaman la atención del Amazon Echo Plus es su tamaño. Parece mucho más grande de lo que es en realidad, sobre todo si no lo vemos en fotos con cierto contexto. Esto es positivo dado que no ocupará mucho en nuestra casa pero a la vez no es demasiado llamativo y es que algunos altavoces bluetooth tienen un diseño demasiado agresivo. Tanto Amazon como Google saben que esto es un impedimento para algunas personas y han diseñado bien sus altavoces.

El Amazon Echo Plus es un pequeño cilindro, blanco y gris en nuestro caso, que encaja en prácticamente en cualquier rincón de la casa, aunque está pensado más para ser usado en habitaciones grandes, como un salón.

La zona trasera tiene dos huecos, uno para conectar el cargador (que no es compatible con otros Echo como el Echo Dot) y otro para el jack de audio 3.5 mm y es que podemos conectar aquí una fuente de audio externa o bien usarlo como salida de audio, siendo el único altavoz de la marca que permite esto.

En la parte superior están los cuatro botones físicos del dispositivo, que podemos usar de forma manual, en vez de optar por las órdenes vocales:

  • Subir volumen
  • Bajar volumen
  • Silenciar micrófono
  • Activar Alexa

Un sonido claro y limpio

Son dos las salidas de sonido que tiene este dispositivo, un Woofer de 76 mm y un tweeter de 20 mm. Como siempre que analizo un altavoz pruebo a poner el volumen al máximo para saber si es capaz de llenar una habitación. He estado en mi salón menos de 10 segundos con este ajuste al máximo. Desde luego el Echo Plus no es un altavoz al que le falte potencia.

Pero también es importante probar la calidad del sonido. Hemos hecho algunas pruebas y en algunas canciones el sonido distorsionaba si lo subíamos al máximo. Esto no ha pasado en otras canciones, así que vemos que depende de la calidad de compresión de la canción en concreto.

Las pruebas las hemos hecho a través de Amazon Music, aunque pidiendo canciones en concreto.

Alexa es realmente útil

Pero aunque la calidad de este altavoz es muy buena no es ese el motivo por el que la gente se lo va a comprar. El motivo es la integración de Alexa, la asistente virtual de Amazon, que es capaz de realizar multitud de acciones por voz.

He usado el asistente de Google durante varios meses y lo que más me ha costado es cambiar la forma de llamar al asistente, pero no es esto un fallo de Amazon. De hecho es mucho más natural la forma de controlar Alea que el asistente de Google.

Si no nos gusta que un altavoz esté permanentemente atento a que digamos la palabra de activación, Alexa en este caso, siempre podemos desactivar el micrófono, momento en el que el LED de luz perimetral cambiará a un color rojo fijo como vemos en la imagen.

Son muchos los comandos que tenemos disponibles con este servicio, desde hacer preguntas hasta jugar o poner música, todo de forma bastante rápida. Y más aún que su velocidad nos ha gustado la forma de dar respuestas. Al contrario que en los Google Home, Alexa puede ser configurada para que las respuestas sean cortas, como explicamos en el articulo que publicamos hace unos días. Esto hace que sea más cómodo usarla para realizar varios comandos seguidos. Eso sí, por ahora no podemos encadenar comandos y tenemos que activarla cada vez que queramos hacer algo.

Dos de las opciones que trae integradas Alexa me han llamado mucho la atención. La primera es la posibilidad de enviar un mensaje a cualquier contacto con un Amazon Echo. La segunda es la posibilidad de elegir un libro de nuestra biblioteca Kindle y pedir que nos lo lea. Esta función todavía es muy mejorable pero es algo a lo que le veo mucho potencial, ya que en vez de escuchar música o podcast cuando cocinamos o planchamos podríamos “leer”.

Sin accesorios obligatorios

Es importante destacar que para usar las funciones de Alexa no necesitaremos ningún tipo de Hub o controlador externo, algo que sí vemos en soluciones domóticas más avanzadas y a veces más caras. Lo único que deberemos comprar es un Amazon Smart Plug si queremos controlar cualquier aparato conectado a la electrocidad, como un ventilador o una lámpara de pie.

Si preferimos otros enchufes inteligentes podemos comprarlos en la propia tienda de Amazon. Personalmente uso este pack de dos por menos de lo que cuesta el original de Amazon.

Controlando la casa con las skills

Como sistema autónomo Alexa tiene muchas opciones pero su punto fuerte, lo que de verdad abre un gran abanico de posibilidades son las skills, pequeños complementos que los desarrolladores pueden crear y nosotros instalar en el altavoz. Esto se realiza desde la aplicación de Alexa en nuestro smartphone (Android o iOS).

Nosotros hemos probado nuestra configuración domótica de luces con el Amazon Echo Plus y ha funcionado perfectamente tras instalar la skill necesaria, en nuestro caso la de Yeelight.

Las rutinas son una de las características que más versatilidad dan a Alexa al poder programar varios comandos simultáneos con una frase que además podemos personalizar. Funcionan del mismo modo que en el asistente de Google pero nos da la sensación de que son más rápidas y fiables.

Conclusión: así sí se llega a España

Amazon tiene una oportunidad de oro para ser el rey de un nuevo segmento ya que en el sector de los smartphones llegó tarde y mal. El Amazon Echo Plus no es el altavoz por efecto para la mayoría. Este modelo es el mejor de Amazon, el que compraréis aquellos que necesitéis potencia y un sonido mejor, como altavoz principal. Pese a todo, el precio está muy contenido y la marca no deja de realizar acciones promocionales como regalar algún accesorio, como bombillas inteligentes, sin subir el precio.

Si queréis probar el sistema antes de lanzaros a por un Echo Plus, podéis probar el Amazon Echo Dot pero ya os advierto de que si bien es mucho más barato su sonido no tiene la misma calidad que la del Echo Plus. Y es lógico.

Comprar Amazon Echo por 149.90 euros