Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

El artista Tom Le French ha creado unas imágenes que muestran cómo serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80.

Aunque parezca que lleven con nosotros toda la vida, nuestras aplicaciones favoritas no siempre han estado ahí. Si nos pusiéramos a rebuscar, veríamos que muchas de las redes, apps y servicios que usamos a día de hoy no tienen mucho tiempo, e incluso algunos son tan jóvenes que sorprendería a más de uno.

El artista francés Tom LeFrench, tanto en su página web como en su página de Instagram ha publicados una serie de imágenes que imaginan estos servicios pero con un acabado propio de los años 80, cuando la tecnología aún era rudimentaria. Por cortesía de LeFrench, te mostramos cómo hubieran sido algunas de estas apps en esta época.

Servicios actuales pensados a lo retro

Como podremos ver, estas imágenes llevan las señas de identidad de los servicios, pero reimaginados al más puro estilo retro. Es curioso cómo este viaje a la nostalgia redefine el concepto originario de estas apps, y lo reduce a su mínima expresión.

Adobe

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

Empezamos con Adobe, que no podía ser otra cosa que un Telesketch, un aparato que mediante un par de manecillas podías dibujar. Un juguete muy pero que muy popular que ha sido repensado con un formato idóneo a su esencia. ¿Hubiera sido este el primer intento de unir en uno un iPad Pro con Photoshop?

Facebook

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

No sabemos si por ironía o por cometido, pero es más que llamativo que Facebook fuese un busca. Aún recordamos cuando estos aparatos eran el centro de nuestro día a día, tal y como lo está siendo Facebook. Aunque igual que los buscas, la empresa no esté pasando por su mejor momento. Desde luego hubiera sido una forma menos intrusiva de gestionar nuestras vidas de cara a la gente…

Instagram

Esas cámaras deshechables que marcaron tantos recuerdos en nuestros viajes y quedadas con nuestros amigos hubieran dado vida a la cámara de Instagram. Quién sabe, quizás esta idea algo más tarde hubiera cuajado muy bien. ¿Os imagináis poner filtros y subir stories con esto? Yo no, revelar las fotos hubiera sido todo un reto.

Snapchat

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

Como ya hiciera el infame palo selfie, Snapchat gracias a Tom LeFrench hubiera dado vida a una máquina de selfies. Con este aparato hubiéramos podido aplicarnos filtros, mejorar nuestra cara y que estas imágenes desaparecieran al poco de editarlas. Cuánto daño hubiera hecho a la humanidad de haberse hecho.

WhatsApp

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

Perdonad si os molesta esto, pero personalmente pienso que este invento hubiera sido millones de veces mejor que la misma WhatsApp. No habría doble tick de confirmación, hubiera sido más colorido y qué demonios, a todos nos gustaba llevar un Walkie Talkie y hacer eso de “cambio y corto”. Vale, puede que quizás me equivoque…

Google

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

No os voy a mentir; no sé cuál es este aparato. Soy joven, y no viví esto. Pero reconozcámoslo; hubiera sido muy creepy eso de ir andando con un armatoste que tiene caras raras para que nos diera respuestas mediante un altavoz que se escuchase fatal.

Netflix

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

Mi yo de hace bastantes años le hubiera dicho a la dependienta o dependiente que se callase y tomase todo mi dinero si me hubiera permitido ver todo el contenido de Netflix con estas gafas. Ay, esos rumores de que algunas de estas podían proyectar cosas indebidas, qué tiempos…

Spotify

Así serían nuestras aplicaciones favoritas en los años 80

La ironía está servida: antes, los aparatos como este walkman de casettes de Spotify eran unos armatostes en nuestro bolsillo. Hoy en día, estos cacharros son los pequeños, y no ocupan apenas espacio. Lo que sí que ha aumentado mucho de tamaño han sido nuestros auriculares, y seguro que hubiera disfrutado mucho más esta forma de escuchar mis canciones “offline”.

Podéis ver más sobre Tom LeFrench en su página web y en su perfil de Instagram. Imágenes cortesía de Tom LeFrench.