Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El Gobierno podrá cerrar webs sin la aprobación de un juez

El Gobierno podrá cerrar webs sin la aprobación de un juez

La nueva ley presentada por el gobierno del PSOE y apoyada por PP y Ciudadanos permite cerrar webs sin necesidad de juez como hasta ahora.

Hoy se aprueba la última reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, con una revisión que permitirá cerrar páginas web sin necesidad de aprobación judicial.

La llamada “ley Sinde” pasó a la historia por muchas razones, pero no precisamente por su eficacia a la hora de luchar contra la piratería. El polémico texto introdujo el concepto de la “Sección Segunda”, una división de funcionarios que agilizaría el cierre de páginas web “piratas”; algo que hasta entonces tenía que pasar obligatoriamente por la justicia.

Fue esta la ley que provocó la ruptura del PSOE con muchos internautas, y la que inició movimientos populares como “No les votes”; que a su vez, terminó en el movimiento 15-M y el crecimiento de partidos populistas como Podemos. También fue la ley en la que se han basado todas las leyes posteriores sobre Internet; como la “ley Wert”, que introdujo cambios a la definición de copia privada y fue a por las páginas indexadoras de contenido.

El legado de la ley Sinde continúa

Hoy el legado de la ley Sinde se siente más que nunca, con una reforma presentada por el Gobierno del PSOE, y apoyada por el PP y Ciudadanos. Se espera que el nuevo texto sea aprobado el día de hoy gracias a estos apoyos.

Cerrar webs sin necesidad de juez

El cambio más llamativo de la reformada ley es que ahora permitirá cerrar páginas web sin necesidad de aprobación judicial; por lo tanto, serán los funcionarios del Gobierno los que podrán decidir si una página debe ser cerrada, y si eso puede vulnerar la libertad de expresión.

La presencia de un juez en el proceso de cierre de una web fue una de las pocas victorias que consiguieron los contrarios a la ley. Aunque todo el proceso de cierre de la web es administrativo, al final tenía que recibir la aprobación de un juez; sin embargo, su única labor era dirimir si el cierre suponía vulnerar la libertad de expresión, y no podía decidir si el cierre en sí era legal.

Cerrar webs sin necesidad de juez, el objetivo de la reforma

Jose Guirao, ministro de cultura y deporte

Con la nueva reforma, se elimina incluso esta pequeña garantía, al menos en caso de reiteración. La nueva Ley de Propiedad Intelectual elimina la presencia de un juez en el proceso, permitiendo a la Sección Segunda cerrar páginas web sin tener en cuenta la libertad de expresión. Este paso sólo se podrá saltar en caso de que la página web haya “reincidido”, y que en ojos de los funcionarios haya seguido vulnerando la propiedad intelectual.

La nueva ley permite que se cierren páginas que hasta ahora estaban protegidas por la libertad de expresión, al eliminar el único paso que se aseguraba de que eso no era posible. Los más críticos con la ley Sinde ya han advertido del peligro a la libertad de expresión que supone esta reforma, con la excusa de proteger la propiedad intelectual.