Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El objeto humano que más cerca ha estado del Sol ha sobrevivido

El objeto humano que más cerca ha estado del Sol ha sobrevivido

El objeto humano que más cerca del Sol ha sobrevivido. La sonda espacial Parker ha sobrevivido después de situarse a una distancia peligrosa de la estrella.

Hace unas semanas la sonda espacial Parker se convertía en el objeto humano que más cerca ha estado del Sol jamás. Rompió el récord cuando la sonda espacial superaba la barrera de 42,73 millones de kilómetros que el Helios 2 había establecido desde la superficie solar.

Es obvio que al haber estado tan cerca al Sol podamos pensar que la sonda ha acabado totalmente destruida, pero no es así. La sonda ha sobrevivido y los investigadores a cargo del proyecto afirman que es totalmente funcional.

La sonda Parker ha conseguido aguantar la cercanía al Sol

El objeto humano que más cerca ha estado del Sol ha sobrevivido a su misión

Las condiciones en las que se ha encontrado el Parker han sido muy adversas. Hablamos de un entorno con continuos vientos solares y una altísima radiación además de un calor tan extremo que cualquier objeto no habilitado para ello hubiera acabado mucho peor. Los investigadores han reportado que la sonda opera con funcionalidad completa.

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en la agencia con sede en Washington nos habla de ello. “Parker Solar Probe fue diseñada para cuidarse a sí misma y su valiosa carga útil durante este enfoque cercano, sin nuestro control en la Tierra, y ahora sabemos que tuvo éxito. Parker es la culminación de seis décadas de progreso científico. Ahora, hemos asistido a la primera visita de la humanidad a nuestra estrella, que tendrá implicaciones no solo aquí en la Tierra, sino también para en una comprensión más profunda de nuestro universo “.

El objeto humano que más cerca ha estado del Sol ha sobrevivido a su misión

Los controladores de la misión en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins recibieron una baliza de estado de la nave espacial a las 4:46 p.m. EST (10:46 de la mañana en España) el 7 de noviembre de 2018. La baliza indica el estado “A”, la mejor de las cuatro posibles señales de estado, lo que significa que la sonda está funcionando bien con todos los instrumentos en funcionamiento y sigue recolectando datos científicos.

La temperatura que se registró a uno de los lados del Parker (concretamente el que alojaba el sistema de protección térmica) muestra una cifra de 820 grados Farenheit (437 grados Celsius) Esta temperatura subió hasta los 2 500 Farenheit (1371 grados Celsius) a medida que la nave espacial se acercó más al Sol. En esos momentos, los instrumentos y sistemas de la nave protegidos por el escudo térmico generalmente se mantuvieron en una temperatura media de 80 grados Farenheit.

Lo más sorprendente no es que haya sobrevivido, sino que según los datos actuales el Parker volverá a romper su récord. La sonda romperá repetidamente su propio récord de velocidad a medida que su órbita se acerca a la estrella y la nave espacial viaje cada vez más rápido en el perihelio (su aproximación más cercana al Sol).