Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Escribir mensajes usando la mente, nuevo avance gracias a un implante cerebral

Escribir mensajes usando la mente, nuevo avance gracias a un implante cerebral

Un nuevo avance que usa un implante cerebral permite a personas discapacitadas escribir mensajes usando la mente y así mandar mensajes o navegar.

El uso de la tecnología tiene una connotación muy importante: ayudar a las personas con más dificultades. Gracias a los avances tecnológicos y médicos podemos conseguir que la vida de algunas de estas personas sea algo más fácil dentro de lo que cabe. Ahora, uno de estos avances podría abrir la puerta a poder escribir mensajes usando la mente, lo que ayudaría muchísimo a la comunicación de estas personas discapacitadas.

Foto de portada: Brain Gate.

Brain Gate2: el sistema que nos permitirá escribir con nuestro cerebro

Escribir mensajes usando la mente, nuevo avance gracias a un implante cerebral

El sistema detrás de esta proeza se llama Brain Gate2. Es un sistema de microelectrodos implantados en el cerebro que entiempo real decodifican las señales neuronales asociadas al querer mover una extremidad. Tres personas que han participado en el proyecto que están paralizadas de cuello para abajo han podido usar tablets para mandar mensajes a sus amigos únicamente usando el cerebro y un chat. Además, han podido escuchar música y navegar por la web.

A estas 3 personas se le implantaron rejillas de microelectrodos en parte de su corteza motora, el área del cerebro que ayuda a controlar el movimiento. Estas rejillas detectan la actividad neuronal que indican que quieren mover el cursor en la pantalla. Estos patrones se usaron con un ratón virtual que permite al usuario poder hacer uso de esta. Esto mismo se llevó a cabo con estas 3 personas.

 

Escribir mensajes usando la mente, nuevo avance gracias a un implante cerebral

Esto se tradujo en que las personas involucradas en el proyecto, únicamente con sus intenciones, pudieron hacer tareas cotidianas en Internet, como mandar correos electrónicos, navegar por la web, etcétera. Un participante incluso llegó a encargar comida y a tocar un piano digital. Incluso otros 2 participantes pudieron mantener una charla en un chat.

La novedad no recae en que se pueda usar el cerebro para tareas computacionales, esta tecnología lleva usándose muchísimo tiempo. Este avance es especialmente importante debido a que los dispositivos usados, como la tableta, no estaban modificados para ser usados por esta tecnología. Tradicionalmente, los aparatos que hacían uso de esta tecnología conllevaban modificaciones para poder ejecutarlas.

Esto se podría aderezar con determinados ajustes básicos, como periféricos inalámbricos para hacer muchísimo más llevadera la experiencia de personas discapacitadas con los aparatos tecnológicos actuales y así aportar a su entorno más movilidad y comunicación. Abre la puerta a que estos productos sean todavía más accesibles para estas personas y así hacer más llevaderas sus vidas en una era tan digitalizada como en la que vivimos. Por otra parte, reduciría ampliamente los costes de un equipo especializado adaptado a estas situaciones eliminando la necesidad de estas adaptaciones.

En palabras del informe del estudio: “Los participantes navegaron cómodamente por la interfaz de usuario a pesar de no tener acceso a todos los gestos comúnmente utilizados en una tableta (por ejemplo, hacer clic y arrastrar, multitouch). Esto impidió ciertas funciones como desplazarse hacia arriba y hacia abajo en el navegador web de la tableta. Algunas de estas limitaciones se podrían haber superado al habilitar las funciones de accesibilidad que se encuentran en el sistema operativo Android o en programas de terceros. Además, la modificación del diseño del teclado del sistema operativo Android como lo hemos hecho en informes anteriores probablemente habría aumentado las tasas de escritura”.