Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El espionaje en redes sociales para propaganda será legal con la nueva ley presentada por el PSOE

El espionaje en redes sociales para propaganda será legal con la nueva ley presentada por el PSOE

El espionaje en redes sociales de partidos políticos será legal gracias a una nueva ley presentada por el gobierno del PSOE.

El 2018 pasará a la historia como el año que descubrimos qué se hacía con nuestros datos de Facebook y otras redes sociales. El escándalo de Cambridge Analytica bien puede ser el principio del fin para Facebook, o al menos para Mark Zuckerberg.

Es este año que hemos descubierto cómo Cambridge Analytica obtuvo los datos de millones de usuarios de Facebook para crear propaganda política personalizada; cada usuario de la red social tiene un perfil en el que se registra su afinidad política y datos personales. De esta forma, es posible presentar anuncios en Youtube, redes sociales, e incluso en el móvil para convencer al votante de cambiar su voto.

Los “Cambridge Analytica” españoles serán legales

Este ha sido uno de los mayores escándalos de la historia de la Web. Y el gobierno del PSOE, cuando vio eso, lo primero en lo que pensó es “¿y si lo hacemos legal?”.

Sólo así se entiende la nueva Ley de “Protección de Datos” (pdf), en el que lamentablemente las comillas serán necesarias a partir de ahora. Porque lejos de proteger los datos de los ciudadanos, el nuevo texto legaliza su obtención y uso con fines políticos.

La ley nace para saltarse las limitaciones que el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) había impuesto a nivel europeo; un reglamento que impedía a los partidos políticos aprovechar la gran cantidad de información de cada persona que ahora está disponible en Internet.

Esto abre la puerta a que los datos de los internautas sean usados como “mercancía electoral”, como denunció el Bufete Almeida en Twitter.

La novedad llega en el Artículo 58bis, que trata de los datos personales en las actividades electorales, y de cómo la obtención de datos personales será protegida por el “interés público”. En concreto, la nueva ley exime a los partidos políticos de ninguna multa por vulnerar la privacidad que sí recibirían organizaciones privadas por hacer lo mismo.

El espionaje en redes sociales de partidos políticos no será perseguido

Las redes sociales han sido la gran motivación detrás de esta ley. El texto permite a los partidos obtener datos personales de páginas web, y usarlos en el envío de propaganda electoral personalizada; esta propaganda podrá ser enviada por sistemas de mensajería, “medios electrónicos” y anuncios en redes sociales.

Aunque el gobierno del PSOE ha sido el que ha presentado esta ley, la verdad es que ninguno de los partidos políticos se ha opuesto. El texto ha llegado sin ninguna enmienda al Senado, donde se espera que hoy sea votado de manera inánime.

La nueva ley ha recibido duras críticas de juristas e internautas. El PSOE ha intentado salir al paso de las críticas afirmando que todo es un “malentendido”, y que en realidad lo que quieren es lo contrario, introducir garantías sobre una práctica que ya se realiza. Sin embargo, al mismo tiempo admiten que el nuevo texto no introduce ninguna nueva garantía; y que tendremos que depender de las interpretaciones de las leyes europeas.

En otras palabras, este nuevo texto legaliza una práctica que ya realizan los partidos políticos. El “Cambridge Analytica” español ya existe, y el nuevo texto lo protege.