Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

¿Cuál fue el primer mensaje de Internet y dónde tuvo lugar?

¿Cuál fue el primer mensaje de Internet y dónde tuvo lugar?

A diario se envían millones de mensajes a través de Internet, pero, ¿cuál fue el primero de ellos? Conoce el mensaje que desembocaría en el Internet actual.

Actualmente todo el mundo utiliza y conoce Internet. Esta red informática a nivel global transmite cantidades ingentes de información, contribuyendo así a que la humanidad siga evolucionando. Seguramente a diario mandas varios mensajes a través de la red; sin embargo, ¿cuál fue el primer mensaje de Internet?

ARPANET, el precursor de Internet

Como muchos sabréis, en las pasadas épocas de guerra la ciencia y el ejército iban de la mano, el nacimiento de la red no iba a ser diferente. A finales de la década de los 60 y en plena Guerra Fría, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de los EEUU (ARPA) tomó la decisión de financiar el desarrollo de ARPANET, una nueva red de comunicación. El encargado de liderar este ambicioso y futurista proyecto fue John Licklider, científico del MIT en esos tiempos.

El principal propósito del proyecto era conectar los ordenadores de las diferentes instituciones de investigación bajo la financiación del Pentágono. Además, los altos mandos militares querían un sistema de comunicaciones informático sin un punto central que pudiera ser atacado por los enemigos. La Guerra Fría entre soviéticos y estadounidenses hizo que las comunicaciones de ambos bandos se intentaran cifrar lo máximo posible.

Universidad de UCLA

El primer mensaje de Internet

ARPANET pretendía convertir a las computadoras en dispositivos de comunicación, algo que en ese momento parecía difícil de conseguir; pero, que ahora nos parece lo más normal del mundo.

Finalmente, el 29 de octubre de 1969 se enviaría el primer mensaje a través de ARPANET. Kleinrock y Charley Kline, otro miembro del equipo, serían los afortunados en establecer esta primera comunicación entre computadoras; una en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y otra en el Instituto de Investigación de Standford de San Francisco (SRI). La comunicación se logró a nada más y nada menos que 500 kilómetros de distancia.

Curiosamente, no sería el mejor de los comienzos. Debido a un error en el receptor del ordenador se enviaría un mensaje que rezaba “lo”, cuando la palabra escogida había sido “login”. Sí, el primer mensaje de Internet solo contaba con dos letras.

Una hora más tarde el ordenador consiguió enviar el mensaje completo; sin embargo, el anterior es el considerado el primer mensaje de Internet. La red de computadoras conectadas creció y en 1970 ARPANET ya tenía 18 nodos conectados y 24 ordenadores.

Universidad de UCLA

El gran coste de ARPANET

Como se puede observar en el documento de la Universidad de UCLA, mantener ARPANET tenía un coste enorme. El coste anual por cada nodo en la etapa inicial de ARPANET tenía un precio de 49 000 dólares, 43 000 euros al cambio. Cada nodo lograba transmitir tan solo 16 KB, una cantidad irrisoria en la actualidad. Cuando se logró pasar a los 23 KB, el precio por nodo alcanzó los 59 000 dólares anuales, 52 000 euros al cambio.

Parece un precio muy alto; sin embargo, comparemos con otros medios de su época el coste de transmitir un megabit de información a una distancia de 1400 millas, 2253 kilómetros.

Universidad de UCLA

  • Telegrama: 3 300 dólares por megabit, 2900 euros al cambio.
  • Night Letter: 565 dólares por megabit, 498 euros al cambio.
  • Teletipo: 204 dólares por megabit, 179 euros al cambio.
  • AUTODIN: 8,20 dólares por megabit, 7,2 euros al cambio.
  • Direct Distance Dialing: 3,45 dólares por megabit, 3 euros al cambio.
  • ARPANET: 0,30 dólares por megabit, 0,26 euros al cambio.

A pesar de que el mantenimiento de los nodos parece muy caro, era mucho más barato que el resto de medios para transmitir información. Como es obvio, ARPANET también enviaba información bastante más rápido que el resto de sus competidores. Precio y celeridad se convertirían en dos de los pilares del Internet que conocemos actualmente.

geralt en Pixabay

De unos pocos a todo el mundo

Cuando se envió el primer mensaje de Internet nunca se pensó que la red pudiera llegar a la gran mayoría de la población mundial. Hay que entender que en la época de ARPANET las computadoras no se concebían como un dispositivo para uso personal; sino que, se utilizaban en universidades y entornos de investigación. Con el tiempo ha ido cambiando ese concepto y ahora cualquier persona tiene su propio ordenador independientemente de a qué se dedique.

La red tendría una evolución imparable y se convertiría en el medio por excelencia que es actualmente. Gracias a Internet, hoy en día es posible comunicarse con una persona que está en la otra punta del globo; además, sirve como soporte para otros medios como la radio, la prensa o la televisión.

jarmoluk en Pixabay

El bajo coste de Internet

ARPANET tenía un coste de decenas de miles de euros y lograba transportar cantidades de información que ahora parecen ínfimas. Si a aquellos investigadores les contásemos los precios actuales de Internet posiblemente se volverían locos.

Por suerte, hoy en día prácticamente cualquier persona puede tener Internet en su casa debido a su bajo coste. Los precios varían según las velocidades que el usuario decida contratar; pero, hay tarifas que pueden costar incluso menos de 50 euros mensuales. Hablaríamos de unos 600 euros anuales que resultan insignificantes al lado de los 43 000 por nodo de ARPANET.

Pxhere

¿Qué nos depara el futuro de Internet?

Es difícil saber cómo evolucionará Internet; pero, podemos aventurarnos a decir lo que creemos que ocurrirá. Posiblemente Internet costará cada vez menos, incluso existe la posibilidad de que algún día llegue a ser gratuito para los ciudadanos. Como es obvio, las velocidades aumentarán cada vez más y nos reiremos de las cifras actuales.

A pesar de la gran relevancia de Internet, aún existen lugares en los que la conexión es nefasta, eso si existe. La idea es que en un futuro haya Internet en cualquier sitio de la Tierra, situación que ya está siendo estudiada por Google. La multinacional cuenta con un proyecto que pretende solucionar los problemas de conexión tras desastres naturales mediante globos, hablamos de Project Loon.

kellepics en Pixabay

Si Internet logra seguir sumando ventajas frente a los medios tradicionales es posible que éstos acaben desapareciendo, al menos como los conocemos ahora. La prensa impresa es el medio que más está sufriendo este cambio de paradigma; sin embargo, no sería nada extraño que la televisión o la radio siguiesen el mismo camino.

En definitiva, parece que Internet irá cobrando cada vez más relevancia junto a la gran cantidad de dispositivos conectados hasta convertirse en algo todavía más poderoso. Series de ficción como Black Mirror pasarán a convertirse parte de nuestra realidad. Solo el tiempo dirá hasta dónde llega la importancia de Internet en nuestras vidas.

Foto destacada: Pxhere.