Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El telediario del futuro tiene un presentador que no es humano

El telediario del futuro tiene un presentador que no es humano

La inteligencia artificial será capaz de replicar el comportamiento de los presentadores de noticias para trabajar sin descanso en el telediario el futuro.
8/11/2018 a las 9:01 UTC · Alvarez del Vayo

Las máquinas han aprendido en los últimos años mucho sobre los humanos. Saben cómo hablamos, cómo actuamos y son capaces de aprender. La inteligencia artificial nos ha demostrado que ya no podemos creer ni en los vídeos dado que podemos manipularlos para que, usando un metraje de base y la voz grabada de esa persona, podamos generar un nuevo vídeo en el que se diga cualquier cosa, con las expresiones, gestos y entonación de la persona real. Se llaman deepfakes.

Las empresas Sogou y Xinhua han llevado esto a otro nivel y ha creado un sistema capaz de llevar las frases que redacta el equipo de noticias a una inteligencia artificial que las presenta al mundo en un telediario.

Un presentador que no es humano

Para lograr este efecto ambas compañías han grabado la voz y los movimientos de un actor, que ha servido como base para su sistema. Este es capaz de emular el movimiento de los labios para sincronizarse con el texto que los periodistas le ordenan leer. También puede generar expresiones faciales que dan más verosimilitud al presentador.

Por el momento se aprecian ciertos matices que nos alertan de que lo que vemos no es una persona real pero ya hemos visto vídeos similares más fiables y es cuestión de tiempo que Sogou, la empresa que ha desarrollado esta tecnología, mejore la misma para difuminar el límite entre la realidad y la ficción.

En el siguiente video podemos ver una recopilación de deepfakes, algunos mejor realizados que otros. Observad especialmente el de Hillary Clinton:

Trabajando sin descanso

Uno de los mayores cambios de paradigma que trae eso es la posibilidad de realizar emisiones “en directo” durante 24 horas al día. La inteligencia artificial usaría el modelo grabado de base, tanto su cuerpo como su voz, y múltiples personas podrían dictarle las frases y noticias que tendría que ir anunciando.

Esto abre una nueva era en la forma de entender las noticias dado que en muchos países la reputación de un presentador, de un periodista, es algo clave para que un público lo siga. En China no es ta común como en otros países como Estados Unidos, donde algunas figuras ganan decenas de millones de dólares al año.