Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Crea tu propio Steam Link para jugar en cualquier pantalla de casa con Linux y una Raspberry Pi

Crea tu propio Steam Link para jugar en cualquier pantalla de casa con Linux y una Raspberry Pi

Ya es posible instalar Steam en una Raspberry Pi para jugar en streaming desde nuestro ordenador, al estilo del Steam Link.

Puede que te suene el nombre de “Steam Link”. Se trata de uno de los experimentos más interesantes salidos de Valve, la desarrolladora detrás de Steam, la mayor tienda de juegos para PC. Y es el complemento perfecto si sueles jugar en tu ordenador.

El Steam Link no es una consola; el hardware que tiene es muy simple para ello. En realidad es un pequeño sistema que nos permite hacer streaming de nuestros juegos desde el ordenador hasta cualquier pantalla. Sólo tenemos que conectar el Steam Link por HDMI a la pantalla (por ejemplo, el televisor en nuestro salón) y a la red por Ethernet o por Wi-Fi; iniciamos Steam en nuestro ordenador, y podremos jugar a los títulos que tengamos instalados en el televisor, a distancia.

Steam Link para Raspberry Pi es oficial

Esta es una gran alternativa si no queremos mover el ordenador hasta el televisor, pero preferimos la comodidad de jugar en una pantalla grande, por ejemplo. Sin embargo, el Steam Link ha sido descatalogado este mismo año, después de varios años a la venta. Afortunadamente, esto no ha sido el final del proyecto.

Valve ha decidido continuar Steam Link como una app para móviles y tablets; además del lanzamiento de hoy, una versión de Steam Link para Raspberry Pi.

Estamos ante una app pensada para aprovechar las características de las Raspberry Pi, para realizar streaming de videojuegos desde el PC; por ahora está en estado beta, pero ya es posible instalarla. Una vez que la instalemos y conectemos la Pi a un televisor o monitor y a la red, podremos iniciar la app y hacer streaming.

Cómo instalar Steam en una Raspberry Pi

Para poder instalar Steam Link Beta necesitarás como mínimo una Raspberry Pi 3 B+, por lo que no te valdrá cualquier modelo; es comprensible, ya que aunque “sólo” sea streaming, hace falta cierta potencia para que no haya demasiada latencia, el gran problema con el que te puedes encontrar.

Además, tienes que asegurarte de que tienes instalado Raspbian en su versión Stretch; la distro Linux basada en Debian, ya que la app se distribuye como un paquete .deb (aún no se ha liberado el código fuente).

Una vez que tengas tu Pi con Raspbian Stretch, sólo tienes que abrir una terminal y ejecutar los siguientes comandos:

curl -#Of http://media.steampowered.com/steamlink/rpi/steamlink_1.0.4_armhf.deb
sudo dpkg -i steamlink_1.0.4_armhf.deb

Después de que se instale, Steam Link aparecerá en la sección de juegos (Games); también puedes ejecutarlo con el comando:

steamlink

La primera vez que lo ejecutes, se descargarán los archivos restantes del programa, se creará un acceso directo en el escritorio, y se actualizará de manera automática; esto último es necesario porque se trata de una beta, así que podemos esperar muchos bugs y actualizaciones.

Ahora podrás jugar con tu Raspberry Pi.