Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Desde Chaplin a H.P. Lovecraft, por primera vez en 21 años miles de obras estadounidenses serán de dominio público

Desde Chaplin a H.P. Lovecraft, por primera vez en 21 años miles de obras estadounidenses serán de dominio público

Miles de obras se harán de dominio público en 2019, incluyendo películas de Chaplin y libros de Virginia Woolf, después de un periodo de sequía de 20 años.

Cuando un artista crea una obra, obtiene ciertos derechos que la protegen frente a la copia y la imitación; ya sea frente a la piratería de esa obra, o para evitar que otro artista copie la idea y haga algo idéntico. Al menos, esa era la idea original; en la era de las multinacionales, el objetivo de las leyes de copyright es bien distinto: asegurarse de que los propietarios de los derechos (que no tienen porque ser artistas en absoluto) puedan seguir explotando las obras originales.

Es por eso que, décadas después de que un artista haya fallecido, su obra aún está protegida por las leyes. Sin embargo, esta protección no dura para siempre, o al menos no aún. Cuando pasa un tiempo determinado, esa obra pasa a dominio público; eso significa que pasa a “pertenecer a todos”, y cualquiera puede copiarla, imitarla o distribuirla.

Cómo funciona el dominio público

Dependiendo del país, el dominio público funciona de manera diferente. En España se parte de la muerte del autor; en la actualidad, tienen que pasar 70 años desde la muerte del autor para que su trabajo se haga público (80 años si murió antes de 1987). Por lo tanto, cada año se hacen públicos las obras completas de nuevos autores que murieron hace 80 años.

Que una obra sea de dominio público implica que podemos copiarla y distribuirla sin vulnerar ningún derecho. Ojo, lo que se libera es la obra, no la edición; por ejemplo, puedes copiar el texto original de un libro sin problemas, pero no puedes hacer lo mismo con una edición moderna del mismo texto, con “extras” como la introducción o material añadido.

Además, también puedes realizar obras basándote en una que esté en dominio público. Por lo tanto, puedes hacer una película basada en un libro que esté en dominio público sin pagar a la editorial original; es el motivo por el que hay tantas películas y series basadas en Sherlock Holmes o Drácula, por ejemplo, porque son de dominio público.

El problema del dominio público en EEUU

En EEUU, en cambio, es algo más complicado. Inicialmente sólo contaba la fecha de publicación original de la obra, por lo que cada año se hacen públicas nuevas obras, independientemente de quién sea su autor. Excepto que en EEUU llevan ya dos décadas sin recibir un nuevo trabajo de dominio público de esta manera.

Y todo gracias a Mickey Mouse. Steamboat Willie, el primer corto animado protagonizado por el famoso ratón, iba a formar parte del dominio público en 2004; así que Disney y el resto de la industria usó todos sus recursos para influir en la creación de una nueva ley, que se puso en marcha en 1998.

La ley añadió 20 años de protección adicional a los 75 habituales; así que los trabajos publicados en 1922 se hicieron públicos en 1998, y los publicados en 1923 se harán públicos en 2019. En otras palabras, durante los últimos 20 años el proceso de liberación de obras se ha puesto en pausa, una medida que hoy muchos lamentan por el efecto que ha tenido en el acceso a la cultura.

Qué obras se harán de dominio público en 2019

Pero finalmente, el día va a llegar. A partir del 1 de enero de 2019, miles de obras publicadas en 1923 se harán de dominio público. Nos encontramos nombres muy importantes y famosos, por lo que esta liberación era incluso más esperada. Por ejemplo, encontramos algunas de las películas de mitos del cine mudo, como Charlie Chaplin o Buster Keaton.

Safety Last! (El hombre mosca), de Harold Lloyd, también será de dominio público; una cinta más famosa por la escena del reloj que puso el corazón en un puño a muchos. Hasta algunos cortos animados de Félix el Gato se sumarán al dominio público.

En cuanto a libros, nos encontramos con un plantel de lujo, con algunas novelas de Agatha Christie, H.P. Lovecraft, Virginia Woolf y muchos más. Sin embargo, tened en cuenta que las traducciones al español de estos libros tienen su propio copyright en España, y por lo tanto la mayoría no son de dominio público.

En Wikipedia podéis ver una lista completa de los trabajos publicados en 1923, y que serán liberadas en 2019:

Autores de dominio público en España en 2019

En España, las obras de autores fallecidos en 1938 pasarán a dominio público. La Biblioteca Nacional de España ha publicado una lista de algunos de los autores más conocidos que pasarán a estar disponibles de manera libre desde la Biblioteca Digital Hispánica. Estas obras han sido digitalizadas y podrán ser accedidas por Internet desde cualquier dispositivo.

Entre los más famosos nos encontramos a los dramaturgos Serafín Álvarez Quintero y Manuel Linares Rivas, el periodista Joan Costa i Deu, el astrónomo Gabriel Galán y Ruiz y el profesor Teodoro Anasagasti. En Wikipedia existe una lista completa de fallecidos en 1938.