Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Cómo predecir el futuro con un catálogo de IKEA del 2030

Cómo predecir el futuro con un catálogo de IKEA del 2030

¿Quieres predecir el futuro? Tenemos el artefacto definitivo para ello: un catálogo de IKEA del 2030. Y no, no es una broma.
En:

Las frases que auguran el futuro de la humanidad ya han quedado en el pasado. Predecir el futuro ya no es tan divertido porque realmente lo que antes veíamos como el futuro ahora es el presente. “El futuro es ahora”, dicen algunos. Ahora el siguiente en enarbolar las predicciones para el futuro no es otra que IKEA.

Sí, entendemos que os hayáis descolocado un pelín. Realmente no ha sido IKEA: un ficticio catálogo del año 2030 nos muestra cómo será la casa del “mañana”, y nos hemos encontrado con algunas cosas más estrambóticas de lo esperado. Y sí, podréis consultar este curioso catálogo.

El futuro en un catálogo del IKEA ¿qué nos puede aportar?

El catálogo del que os hablamos está disponible para su compra y descarga gratuita. Lo cierto es que la compañía sueca no tiene nada que ver con esto; es un proyecto de unos diseñadores en 2015 que quisieron ver más allá y adelantarse unos 15 años en el futuro para intentar adivinar cómo sería comprar en la IKEA del mañana. Y leyendo este catálogo en 2018, la verdad es que nos saca una sonrisilla en la cara, sobre todo sabiendo que el Internet de las Cosas ha mejorado enormemente en casi 4 años.

El principal enfoque de este catálogo ya lo podemos ver a día de hoy; el intentar compaginar la salud y el bienestar con la tecnología, sobre todo la domótica. Esto es algo que grandes empresas como Google o Apple están persiguiendo con mucho ahínco con el Bienestar Digital y el Screen Time de cada uno respectivamente. En el catálogo, por ejemplo, podemos ver una cama con con un dosel y unas cortinas que bloquean el Wi-Fi para que el usuario duerma sin distracciones.

Cómo predecir el futuro con un catálogo de IKEA del 2030

Otra pieza clave del catálogo es un sofá que puede regular la temperatura dependiendo del estado de ánimo del sujeto que esté encima. Por ejemplo si nos sentimos tristes nos proporcionará calor y si estamos enfadados enfriará las cosas. Lo cierto es que es una aproximación bastante acertada de los productos que regulan este tipo de temperaturas, aunque aún queda para adaptarlos a una IA que nos reconozca. ¡Incluso tenemos una cocina modular con partes intercambiables!

Los diseñadores también tocan temas como la literatura. En el catálogo vemos una biblioteca con una actualización automática de libros. En 2030 habrá drones que cambien el contenido de una estantería en función de los gustos del propietario, siendo este un servicio opcional de pago.

Este catálogo está expuesto en el Museo Digital de Londres y es una pieza de la exposición dedicada a las tecnologías domésticas, predicciones del futuro y proyectar las que ya se hicieron en el pasado. Por ejemplo, los robots de limpieza automáticos se han cumplido y también los visores de realidad virtual que nos sumergen en otros mundos con suma facilidad. Todo enfocado en el contexto de la época donde las tareas del hogar eran un tema predominante en la sociedad.

Definitivamente, “what a time to be alive”.