Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El primer canal de televisión en 8K inicia sus emisiones

El primer canal de televisión en 8K inicia sus emisiones

El canal japonés NHK inició la primera primera emisión en 8K, empezando con 2001: A Space Odyssey, aunque no todo el mundo lo pudo disfrutar.

La resolución 8K está más cerca, y las bases para su expansión ya están aquí. Desde televisores capaces de mostrar esa increíble resolución, a nuevos cables y por supuesto, las primeras emisiones en 8K.

Las 4K se han convertido en un estándar en la industria, al menos en el sector de los televisores y el cine; es fácil encontrar los últimos estrenos con este salto de calidad en la imagen, y televisores compatibles a precios cada vez más bajos. Ya sabéis lo que eso significa: hay que empezar a plantear el siguiente paso; y eso será la resolución 8K.

La primera emisión en 8K fue de todo un clásico

En concreto, estamos hablando de 8K UHDV, o una resolución de 7680 x 4320 píxeles, o 4320p; este es el estándar pensado para televisores con relación de aspecto 16:9, y el que más veremos en el mercado. También está la resolución 8K normal, alcanzando los 8192 x 4320 píxeles, con una relación de aspecto 17:9 que no será tan común.

Por primera vez, un canal de televisión ha emitido a 8K UHDV, y ha ocurrido, cómo no, en Japón; fue el pasado 1 de diciembre, cuando la cadena NHK empezó la emisión pública de sus canales 4K y 8K vía satélite. NHK tiene historia con las resoluciones altas, iniciando el desarrollo de 8K nada menos que en 1995; también es una de las pocas empresas que ha creado cámaras capaces de grabar a esa resolución.

Sin embargo, para la primera emisión 8K la cadena no eligió ningún programa de producción propia; en vez de eso, decidió apostar por lo seguro, emitiendo 2001: A space Odyssey (2001: Una odisea del espacio). Aunque se trate de una película de 1968, la emisión 8K fue aprovechada gracias a que NHK solicitó a Warner Brothers escanear los negativos originales, que fueron grabados en cinta de 70 mm.

Es gracias a esto que la audiencia japonesa pudo disfrutar del clásico como nunca antes. O al menos, los pocos privilegiados que tenían el equipo necesario.

Qué hace falta para ver vídeos en 8K

Para empezar, eso implica un televisor capaz de mostrar imágenes a 8K. Los fabricantes de pantallas ya están preparados, con los primeros televisores compatibles con 8K UHDV presentados este mismo año; aunque su precio, a partir de 5 000 €, será desorbitado para muchos.

En el caso de la emisión de NHK, además hay que sumar los 2 000 € aproximados que cuesta una antena de satélite compatible. Otro detalle importante son los cables entre el receptor y el televisor; sí, he dicho “cables” en plural porque son necesarios nada menos que cuatro cables HDMI para transmitir todos los datos de una emisión 8K. Eso pronto cambiará con la llegada de los primeros cables HDMI 2.1, capaces de transmitir 8K a 60 Hz.

Es de esperar que 2019 sea el año de las 8K, cuando se expanda a más fabricantes y emisoras. El contenido 8K ya existe, y aunque es bastante raro es de imaginar que la transición será similar a la de 4K.