Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los próximos motores de combustión de Volkswagen serán los últimos

Los próximos motores de combustión de Volkswagen serán los últimos

Los últimos motores de Volkswagen están cerca, el fabricante espera que la próxima generación será la última antes de centrarse sólo en coches eléctricos.
En:

La cuenta atrás ha comenzado. En unas décadas, los gobiernos europeos prohibirán la matriculación de coches contaminantes; y en 2050 se espera que la UE prohíba completamente su circulación. Quedan por lo tanto poco más de veinte años para el fin de la transición.

Una transición que será complicada para muchos fabricantes. Los coches con motores gasolina y diésel no se dejarán de vender de la noche a la mañana; por lo que tendrán que continuar desarrollándolos para no rendirse a la competencia. Algunos fabricantes ya han declarado su intención de seguir usando motores de combustión hasta el mismo momento en el que no sea posible.

Los últimos motores de Volkswagen antes de la era eléctrica

Volkswagen no será uno de ellos. El conglomerado de empresas que reúne marcas como Audi, Seat o Porsche estuvo en el centro del “dieselgate”; el descubrimiento de que contaminaban más de lo que se declaraba oficialmente fue el inicio de las medidas legales contra los coches contaminantes.

Han pasado ya tres años desde entonces, y el cambio en el catálogo de Volkswagen ha sido profundo. El diésel, que era la joya de su corona, ya ni siquiera es promocionado. Y no será el único; los planes de Volkswagen implican abandonar también el desarrollo de motores de gasolina.

Según informa Bloomberg, la próxima generación de motores de combustión de Volkwagen será la última; una vez lanzada, el conglomerado dejará de desarrollar nuevas versiones basadas en gasolina o diésel. A partir de entonces, se centrará en coches eléctricos, donde invertirá todo el presupuesto y el trabajo de sus ingenieros.

Hay que aclarar que se espera que la próxima generación de motores de Volkswagen no llegará hasta el 2026; así que no notaremos estos cambios de manera inmediata. Al motor de combustión aún le queda mucho para evolucionar, y la eficiencia será la clave.

Pero una vez que sean lanzados los nuevos modelos, esos serán los últimos. Claro, que eso no significa que se vayan a abandonar. En el 2050 aún quedarán muchos países sin la infraestructura necesaria para vender coches eléctricos; allí es donde irán a parar estos motores, probablemente con pequeñas revisiones pero sin grandes novedades como bloques nuevos, por ejemplo.