Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La última actualización de Windows 7 está provocando problemas con las licencias

La última actualización de Windows 7 está provocando problemas con las licencias

Microsoft ya la ha vuelto a liar, pero no con Windows 10: esta vez el problema está en la última actualización de Windows 7.

Que Microsoft lo haya hecho tan mal con sus actualizaciones en Windows 10 ha provocado el daño colateral de qu emuchas personas piensen que actualizar no es buena idea. Si eso ha pasado con Windows 10, imaginaos con una actualización de Windows 7. Porque sí, amigos: Microsoft la ha vuelto a liar pero esta vez con uno de sus sistemas mejor acogidos.

Recordemos que no hace mucho Microsoft tomó la dura decisión de alargar un poco más el soporte de Windows 7 ya que aunque por fin 10 es la versión más usada, 7 tiene una gran cuota en el mercado actual. Y hace poco lanzó una actualización que está dejando sin acceso a redes de equipos y a sus usuarios por culpa de la licencia.

Windows 7 empieza a dar problemas a sus usuarios por la actualización

La última actualización de Windows 7 está provocando problemas con las licencias

El martes se lanzó el clásico “Patch Tuesday”, una actualización de software para Windows que corrige ciertos fallos. Windows 7, al seguir teniendo soporte, ha recibido un parche que según Microsoft pretendía “detectar qué equipos tenían una licencia genuina de Windows 7”. No es mala idea, ya que millones de personas o han pirateado Windows o lo llevan sin licencia.

El problema es que a muchos que actualizaron les ocurría que, tras el reinicio, el sistema reconocía que no tenía licencia y cortaba el acceso al sistema a los recursos compartidos a nivel de administrador. Además genera también problemas en la red, por lo que las redes de equipos locales se quedaban sin conexión y los usuarios normales no podían acceder a la red.

Los problemas se derivan de la actualización del paquete mensual, KB4480970, y de la actualización solo de seguridad, KB4480960, para Windows 7 SP1 y Windows Server 2008 R2 SP1. Por lo que si te ha aparecido en Windows Update, te recomendamos que no las instales.

Los administradores de los equipos descubrieron que la actualización compartía los recursos compartidos de red a través del protocolo de intercambio de archivos SMBv2. Se pensó que esquivando la actualización de seguridad se podía evitar el problema en primera instancia, pero no. Microsoft ha reconocido el problema y ya está llevando a cabo una investigación y está preparando un parche para solucionarlo.

Este error tiene el mismo origen que el que hace poco hubo con licencias de Windows 10, que convertía dichas licencias en otras inferiores. Habrá que esperar a que Microsoft lance su parche y haga algo. Pero llama la atención que habiendo empezado el año ya hayamos tenido el primer “patinazo” en lo que a actualizaciones de Windows se refiere.