Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los asientos de los coches Tesla los prueba un robot con pantalones vaqueros

Los asientos de los coches Tesla los prueba un robot con pantalones vaqueros

En las fábricas de coches Tesla siempre se prueban todos los componentes, pero los asientos los testea una máquina... con pantalones vaqueros.

A diario en las fábricas de coches Tesla se usan cientos de miles de robots. Si bien el proceso no está automatizado del todo (incluso Elon Musk ha reconocido que ciertos trabajos sólo lo pueden realizar humanos) hay muchas partes del montaje que se hacen con máquinas casi exclusivamente, unas más curiosas que otras.

Hablando de los asientos podríamos pensar que un trabajador con muchísima suerte podría ser el encargado de probar los asientos de estos coches para que nada haya fallado en su confección. Nada más lejos de la realidad; los hace un robot pero vestido con pantalones vaqueros.

El robot “trasero” con pantalones que testea los asientos de los Tesla

No, no es una broma; este robot es el que testea los asientos de los coches Tesla que se fabrican a diario. Puede parecer que no tiene ningún sentido y más aún si vemos que el maldito lleva unos pantalones vaqueros, pero tiene más lógica de lo que parece. Los chicos de Tesla han compartido su funcionamiento por Twitter.

Los pantalones, además de ser una broma muy sutil, ayudan a que estos robots industriales no ensucien los carísimos asientos de color “ultra blanco” a la hora de testearlos. Este robot, llamado “Groot” en honor al mítico personaje de la saga Guardianes de la Galaxia, hace este mismo proceso hasta en 12 000 ciclos, lo que equivale a unos 12 años de uso según Tesla. Este robot va posando su… “trasero” en el asiento para comprobar que ninguna parte de su infraestructura ha sido dañada durante el proceso de confección. Además también se prueba si su calidad y durabilidad ha pasado los controles de calidad.

Esta fraternidad con los robots no es nueva. En Tesla se busca que los trabajadores consideren a estos robots sus colegas, y por ello han llamado a todos estos robots con los nombres de personajes de sagas como X-Men, Guardianes de la Galaxia, etcétera. Elon Musk podrá haber cometido errores en la automatización de sus fábricas, pero si van a hacerlo así, tienen nuestro más que merecido aplauso.