Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Cómo programar tuits con vídeos o varias imágenes

Cómo programar tuits con vídeos o varias imágenes

Os enseñamos cómo programar tuits ya sea con vídeos o con imágenes para que se lancen a la hora y fecha que quieras con una facilidad pasmosa.

Las redes sociales están tan instauradas que hay funciones a nivel empresarial que ya se están viendo en estas plataformas. Una de la grandes carencias de Twitter es la de no poder programar tuits, una función muy útil para por ejemplo los más influencers que ven en su cuenta una capacidad de publicidad que no pueden desaprovechar.

Ya están otras alternativas para ello. TweetDeck, uno de los mejores gestores de Twitter ya permite programar los tuits y no sólo con texto, también con vídeo, imágenes, etcétera. Por lo tanto os enseñaremos a cómo programar tuits fácilmente.

Programa tus tuits a la hora y fecha que quieras con TweetDeck

Cómo programar tuits con vídeos o varias imágenes

Para ello tendrás que seguir unos escasos pasos que no te llevarán mucho rato. Primero y ante todo necesitarás iniciar sesión en TweetDeck con tu cuenta de Twitter. Te dejamos el enlace a continuación pero si tienes ya activada tu cuenta en tu navegador por defecto no tendrás que volver a ingresar tu cuenta e iniciará sesión automáticamente.

TweetDeck

Cómo programar tuits con vídeos o varias imágenes

Los pasos a seguir son muy sencillos.

  • En TweetDeck, pincháis sobre “Tweet”.
  • En el menú contextual tendréis que darle a “Schedule tweet” y en ese momento os aparecerá un calendario junto a un reloj.
  • Seleccionáis la hora y la fecha exacta a la que queráis que se lance el tweet.
  • Añadís el contenido multimedia que queráis, bien vídeos, bien imágenes, etcétera.
  • Importante: el tuit se enviará incluso si TweetDeck no está ejecutándose en primer plano.
  • Le dáis a “Tweet” y listos.

No tiene más misterio. Pensand bien qué hora y fecha queréis, ya que a no ser que lo canceléis desde el mismo TweetDeck el tuit se enviará y no habrá marcha atrás. La solución restante pasa por borrar el tuit en cuestión. Una herramienta que debería adoptar oficialmente Twitter y que se lleva pidiendo muchísimo tiempo ya.