Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Facebook paga a adolescentes para que instalen una VPN que obtiene toda la información de su móvil

Facebook paga a adolescentes para que instalen una VPN que obtiene toda la información de su móvil

Facebook Research es una app de Facebook que espía a los usuarios a cambio de pagos mensuales, saltándose las protecciones de la App Store.

Facebook es de nuevo protagonista de una polémica sobre privacidad, aunque en este caso no se trata de un abuso de su plataforma, o de un bug de seguridad. No, en este caso la compañía ha sido acusada directamente de ofrecer incentivos para poder espiar a sus propios usuarios.

El programa ha sido revelado por una investigación de TechCrunch; y pone en evidencia hasta qué extremos la compañía puede llegar para obtener información útil para su servicio de anuncios. Como bien sabéis, el negocio de Facebook depende de la cantidad de información que pueda obtener de los usuarios; cuanto más precisa sea, podrá mostrar anuncios más atractivos y personalizados para cada usuario. Esto es ideal para los anunciantes que no quieren gastar dinero para poner anuncios que nadie verá.

La app de Facebook que espía a los usuarios a cambio de pagos

No estamos hablando sólo de qué páginas visitamos, o cuáles son nuestros intereses; también qué apps usamos en nuestro móvil e incluso cómo lo usamos. En el pasado, Facebook ha recibido críticas por cómo usa los permisos obtenidos por su app oficial para obtener información del smartphone; con “Facebook Research”, la compañía quería dar el siguiente paso.

(TechCrunch)

Facebook Research es una app lanzada en 2016 para iOS y Android con el único objetivo de recabar datos sobre los usuarios. Se “disfraza” de una VPN, un servicio que nos permite protegernos y ocultar nuestra conexión cuando entramos en páginas web y servicios; en ese sentido, es parecida a Onavo Protect, una app que Apple tuvo que retirar de la App Store el año pasado.

Según TechCrunch, Facebook paga hasta 20 dólares mensuales a sus usuarios para que instalen la app; el pago se realiza con tarjetas regalo. Para ello, tienen que otorgarle permisos “root”, es decir, que la app tendrá acceso y control completo del dispositivo. En el caso de iOS, esto supone saltarse la App Store de Apple, que no permite este tipo de acceso.

Cómo Facebook Research obtiene información de sus usuarios

Para ocultar la app, Facebook ha catalogado esta app como un programa de pruebas, disponible en los servicios Applause, BetaBound y uTest, pensados para probar apps en estado beta. En estos casos, la app recibe el nombre de “Project Atlas”, y el nombre de Facebook no está presente.

Más llamativo es que Facebook ha ofrecido estos incentivos a usuarios de entre 13 y 35 años; el pago consiste en hasta 20 dólares mensuales, una cifra que puede aumentar gracias a referidos, es decir, si los usuarios convencen a sus amigos de instalar la app.

(TechCrunch)

Una vez instalada, el móvil del usuario no tiene secretos para Facebook; con los permisos que obtiene, sería capaz de acceder tanto a los mensajes privados como a las fotos y vídeos, búsquedas en la web, correos electrónicos, y la localización de dispositivo. Pero incluso eso no es suficiente, y en ocasiones la compañía pide a los usuarios que hagan una captura de pantalla del historial de compras en Amazon.

Facebook se defiende y retira la app de iOS

Estas revelaciones suponen otro encontronazo entre Facebook y Apple, después de la expulsión de Onavo Protect de la App Store (sigue disponible en Android). Apple ha declarado que es consciente de la existencia de Facebook Research, pero aún no ha aclarado si habrá consecuencias; Apple podría castigar a Facebook si considera que ha abusado de sus sistemas para introducir una app muy similar a la que ya expulsó.

Posiblemente en previsión de esto, Facebook ha anunciado que Facebook Research ya no estará disponible para dispositivos iOS; aunque seguirá ofreciendo estos pagos a usuarios de Android.

En la respuesta pública, Facebook afirma que la investigación “ha ignorado puntos clave” de este programa, y niega que esté “espiando” a los usuarios. Sobre los pagos a menores de edad, afirma que sólo el 5% de los participantes son adolescentes, y que en sus casos tienen que presentar permisos firmados por sus padres.