Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El puente de hormigón impreso en 3D más grande del mundo está en China

El puente de hormigón impreso en 3D más grande del mundo está en China

A día de hoy, ya existen muebles y alimentos construidos mediante impresoras 3D. En China han querido dar un paso más allá y hacer un puente.

Cada día que pasa queda más claro que la impresión 3D tendrá un papel importante durante los próximos años en el sector de la construcción. Hace poco os contábamos que en Grecia ya hay mobiliario urbano generado mediante impresión 3D.

Hoy, venimos a mostraros nada más y nada menos que el puente de hormigón impreso en 3D más grande del mundo. Éste ha sido instalado en China, cómo no, los asiáticos tomándonos la delantera.

Un puente de hormigón gracias a la impresión 3D

El puente peatonal de hormigón impreso en 3D más grande del mundo acaba de ser instalado en Shangái (China). Esta obra de la arquitectura moderna ha sido diseñada y liderada por el profesor Xu Weiguo, de la Universidad de Tsinghua.

Universidad de Tsinghua

El puente, de 26.3 metros de largo y 3.6 de anchura, está inspirado en el antiguo Puente Anji de Zhaoxian, también en China. Este puente está construido con 44 unidades de hormigón; mientras que, el pasamanos se divide en 68 unidades. Todo ello impreso a partir de una combinación de fibra de polietileno.

Para esta creación, Xu Weiguo y su equipo han desarrollado un nuevo sistema de impresión 3D. Éste integra tecnologías pertenecientes al diseño arquitectónico digital y herramientas de impresión de vanguardia.

450 horas de impresión

Antes de construir el puente de manera definitiva, los expertos generaron un modelo a escala 1:4 que fue sometido a diversas pruebas. Así, pudieron comprobar que el puente cumpliría con los requisitos necesarios para soportar el peso de la gente.

Universidad de Tsinghua

Para su construcción final se necesitaron dos impresoras 3D de brazo robótico y 450 horas. Aunque puedan parecer muchas, tan solo son 18 días, una cifra bastante asequible. Si hacemos cálculos, un puente de 263 metros tardaría aproximadamente 180 días.

Monitoreo en tiempo real

Otra característica peculiar del puente es que integra un sistema de monitoreo en tiempo real. Éste incluye sensores que permiten vigilar la tensión que soporta el puente y prevenir un posible desplome. Una idea excelente que podría evitar tragedias como la ocurrida hace unos meses en un puente de Génova.

Universidad de Tsinghua

El proceso utilizado para la construcción del puente logra reducir un 33% los gastos en comparación con un puente convencional. El sistema de monitoreo permitirá conocer la fiabilidad de este tipo de construcciones a largo plazo.

La impresión 3D parece estar destinada a jugar un papel importante en la construcción durante los años venideros. Eso sí, la técnica aún ha de mejorarse y mejorar sus tiempos y versatilidad.

Foto destacada: Universidad de Tsinghua