Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Este robot híbrido entre máquina y planta es capaz de trepar y enrollarse

Este robot híbrido entre máquina y planta es capaz de trepar y enrollarse

Ingenieros italianos han desarrollado un robot híbrido entre máquina y planta, asemejándose a un gusano que es capaz de reptar y escalar.

Sí, esa parte de color metalizado de la foto de portada es un robot híbrido. Puede sonar increíble ya que estamos más que acostumbrados a ver a esta clase de robots tener una forma generalizada, reconocible. Pero unos ingenieros italianos han conseguido dar vida a un robot que es más una planta (o un gusano) que a un robot en sí. Es casi tan impresionante como hipnótico, ya que se puede mover, trepar, etcétera.

El robot planta que puede alcanzar superficies imposibles reptando

Hasta la fecha hemos visto robots de todo tipo y últimamente se está poniendo de moda el uso del arte del origami para inspirar sus diseños. Las plantas no han sido una fuente de inspiración para muchos ingenieros, pero los del IIT-Istituto Italiano di Tecnologia han conseguido romper este mantra creando un robot al estilo de una planta. Y no negaremos que también nos da un poco de cosa ver cómo se mueve, ya que parece un gusano vivo.

No obstante, este robot es extremadamente simple. Está formado de un tubo PET flexible, y funciona con una batería de 1.3 voltios. El sistema que lo mueve es hidráulico, con los zarcillos del cuerpo moviéndose y flexionándose con a un fluido intracelular lleno de pequeñas partículas. Un líquido que, en definitiva, cuenta con iones. Estos iones se convierten en electrodos flexibles integrados en la parte inferior, lo que hace que el robot se contraiga y así pueda moverse y reptar. Sin alimentación el líquido se extiende hacia atrás, haciendo que el zarcillo se expanda nuevamente.

Este robot híbrido entre máquina y planta es capaz de trepar y enrollarse

IIT-Istituto Italiano di Tecnologia

Se tuvieron que realizar cálculos para que estos robots no fueran excesivamente lentos a la hora de llenarlos con estos líquidos. Finalmente este robot ha tenido un milímetro de diámetro y aunque es un concepto en pruebas, ya está dando resultados. Es capaz de escalar, reptar y adaptarse al entorno lo cuál es óbice para que se creen otra clase de robots siguiendo este concepto enfocados principalmente a la exploración, o en dispositivos portátiles capaces de transformarse.

Los robots están convirtiéndose cada vez más en herramientas más complejas y únicas, no teniendo nada que ver con los predecesores que sentaron las bases de la robótica. ¿Qué maravillas en el mundillo nos esperan en el futuro? Como diría cierto sabio congelado en el tiempo, “what a time to be alive”.

Foto de portada: IIT-Istituto Italiano di Tecnologia.