Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El mejor regalo del año es este tocadiscos DIY que funciona escaneando tarjetas

El mejor regalo del año es este tocadiscos DIY que funciona escaneando tarjetas

Un aficionado ha creado un tocadiscos casero con una Raspberry Pi, que funciona sólo pasando tarjetas para elegir la música que queremos.

Si aún estás pensando cuál es el mejor regalo para Reyes y no lo tienes claro, deberías saber que siempre te queda la opción de presentar un regalo hecho a mano por ti. Es un detalle que demuestra que te lo has currado mucho más que simplemente buscar en la lista de productos más vendidos.

Te lo puedes tomar como un proyecto personal, algo que hacer durante tu tiempo libre. Los resultados pueden ser mucho mejores y sobre todo, originales; como el tocadiscos casero que Chris Patty le regaló a su padre la pasada Navidad, que en realidad no tiene ningún disco.

Un tocadiscos casero con una Raspberry Pi

Se trata de una pequeña caja de madera, sin botones ni pantalla, ni nada parecido; esos son elementos muy comunes en dispositivos modernos, pero que pueden llegar a confundir a los más mayores. Ese era el objetivo de Patty con este tocadiscos, simplificar la experiencia de un reproductor multimedia moderno; para que su padre sólo tuviese que elegir el disco y reproducirlo.

Por eso, el tocadiscos en realidad funciona simplemente escaneando una serie de tarjetas dispuestas en la parte superior. Cuando quiera cambiar de disco, sólo tiene que coger la tarjeta correspondiente y pasarla por la ranura en la parte derecha; como si estuviese haciendo una compra. Cada tarjeta tiene el nombre del álbum, además de una imagen grande de la portada para que sea fácil distinguirlo.

El resto parece magia; una vez escaneada la tarjeta, el tocadiscos empieza la reproducción. Pero todo ese roble y esas tarjetas en realidad están ocultando algo mucho más simple: un reproductor multimedia. En realidad, dentro del “tocadiscos” hay una Raspberry Pi con un lector de tarjetas. Cada tarjeta sólo guarda un código predefinido que corresponde a las canciones, almacenadas en una tarjeta SD. Cada vez que se pasa una tarjeta, el sistema reproduce el disco correspondiente.

¿Hemos perdido algo en la experiencia de escuchar música por culpa de Spotify?

Puede parecer un paso más para algo que debería ser mucho mas sencillo. ¿Para qué hacer todo eso si simplemente puedes pulsar en el móvil el disco que quieres? Y sin embargo, tiene mucho más sentido de lo que parece. Cada vez que pasas la tarjeta, es porque has elegido ese disco; es una acción consciente y supone un pequeño esfuerzo, por lo que cada decisión tiene más peso.

Cada elección tiene un significado más profundo, afirma su creador, que considera que las librerías sin límites de Spotify y otros servicios “rebajan” la experiencia de escuchar música. Como prueba, afirma que su padre tiene cuenta en Spotify y que tienen un Google Home, y sin embargo prefieren elegir canciones usando las tarjetas.

Puede que este regalo no sea para todo el mundo. Pero es