Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Facebook, con más de 2.000 millones de usuarios, ¿una nueva religión?

Facebook, con más de 2.000 millones de usuarios, ¿una nueva religión?

Tras un año de polémicas, Facebook celebra su 15 aniversario con nada más y nada menos que 2.300 millones de usuarios. ¿Estamos ante una nueva religión?

Internet lleva relativamente poco en la vida de los seres humanos. Comenzó siendo algo exclusivo para militares y académicos para después convertirse en una herramienta esencial para cualquiera sin importar su oficio o procedencia. Internet es el medio de medios y un espacio en el que hay una inmensa cantidad de información de todo tipo.

Precisamente, Facebook ha tenido un papel muy relevante en la evolución de Internet. La red social cuenta a día de hoy con aproximadamente 2.700 millones de usuarios; un tercio de la población terrestre y una cifra que supera la de los seguidores del cristianismo. ¿Es Facebook una nueva religión?

Más de 2.000 millones de usuarios en 15 años

Facebook acaba de cumplir su 15 aniversario tras un año salpicado de polémicas. Mark Zuckerberg, su creador, ha realizado una publicación en la red social en la que muestra sus reflexiones sobre los 15 años de Facebook y su impacto en la sociedad.

Zuckerberg relata que creó Facebook porque existían muchas webs sobre casi cualquier temática; excepto de lo que “realmente importa”, la gente. En base a dicha premisa fundó la red social desde la habitación de su residencia universitaria.

geralt en Pixabay

Al principio, Facebook era un sitio web destinado a los estudiantes de Harvard; después se amplió a estudiantes de otras universidades, llegando a contar con un millón de usuarios tras un año de actividad. Un par de años después, Zuckerberg decidió abrir la red social para cualquiera que quisiera unirse, sin necesidad de ser estudiante.

A partir de este momento, la red social comenzó a crecer hasta adquirir las magnitudes actuales. En su cuarto aniversario, Facebook ya contaba con 100 millones de usuarios; el número ascendió hasta los 1000 millones de usuarios en menos de una década.

Actualmente, la red social tiene nada más y nada menos que 2700 millones de usuarios. Ni siquiera el propio Zuckerberg hubiera imaginado un crecimiento tan sorprendente como el que ha experimentado su red social. Hablamos de una cifra que representa una tercera parte de la población mundial y que supera el número de fieles del cristianismo.

FirmBee en Pixabay

Como es obvio, no todo ha sido tan bonito en Facebook y menos aún durante los últimos tiempos; sin embargo, es indudable que cuenta con una legión de usuarios. Usuarios que, además, defienden a capa y espada la red social día tras día a pesar de los escándalos. O eso o directamente no se preocupan por ello.

Comunicación en su máximo esplendor

Zuckerberg relata que, antes de la creación de Internet, las personas dependían de grandes instituciones para compartir sus ideas. Ahora, gracias a redes sociales como Facebook y a la propia web, cualquiera puede expresarse de una manera sencilla y rápida.

También en insiste en que en el pasado era más complicado encontrar a gente con intereses o gustos similares; situación que ha cambiado radicalmente con las herramientas tecnológicas. Según Zuckerberg, ahora la gente tiene “un poder mucho mayor”.

Por un lado, Mark tiene mucha razón. Internet y las redes sociales han otorgado enormes beneficios al ser humano. Antes de Internet la comunicación era excesivamente lenta y cara; mientras que, actualmente podemos establecer contacto con alguien en la otra apunta del mundo en tan solo unos segundos y con un coste irrisorio.

nastya_gepp en Pixabay

También tiene razón en la facilidad existente a día de hoy para conocer gente con los mismos gustos. En un pasado no muy lejano, los círculos eran muy pequeños, lo usual era conocer a familiares y a compañeros de estudios, trabajo, etcétera. Ahora, lo normal es entablar relaciones y comunicarnos con personas que están a miles de kilómetros. Incluso han comenzado a popularizarse las relaciones a distancia de personas que ni siquiera han llegado a conocerse en carne y hueso.

Basta con entrar en Facebook o Twitter y buscar una determinada temática. Al cabo de unos segundos podremos ver multitud de personas con gustos parecidos a los nuestros. Bien seguro, muchos habrán encontrado en la red cosas que no han podido encontrar en persona.

¿Más libres o más controlados?

Pese a la supuesta “libertad” que otorgan Internet y las redes sociales, existe un gran problema: la privacidad. En la etapa de auge de la red todos pensamos en lo genial que era y en las posibilidades que nos daba; pero, muy pocos pensaron en lo que significaría a largo plazo.

Los últimos años han estado repletos de escándalos en los que se violaba la privacidad de los usuarios. Precisamente, Facebook ha estado en el centro de la polémica durante el pasado año 2018. El caso Cambridge Analytica es muestra de ello; la compañía utilizó los datos de millones de usuarios para influir en las elecciones estadounidenses, que posteriormente ganaría Trump.

rawpixel.com en Pxhere

¿Realmente somos más libres? Escándalos como el sufrido por Facebook dan mucho que pensar. Da la sensación de que los dueños de plataformas de miles de millones de usuarios quieren hacernos pensar que somos libres; sin embargo, puede que no lo seamos del todo.

Zuckerberg dice conocer los problemas existentes en Facebook y señala que desde la compañía han creado algunos de los sistemas más avanzados del mundo para tratar de solucionarlos. La Inteligencia Artificial jugará un papel importante en todos estos conflictos.

La privacidad al garete

Curiosamente, Zuckerberg relata que algunas personas “lamentan” el cambio que está produciendo Internet en la sociedad. Éste hace referencia a una pérdida de peso de gobiernos, medios de comunicación y otras entidades poderosas. Según el fundador de Facebook, esas personas tienden a enfatizar con exceso lo negativo y a no mencionar lo positivo.

Así, Zuckerberg lanza un órdago contra aquellos que atacan a su red social por los escándalos de los últimos tiempos, restándole importancia. Creemos que Mark tiene un problema de perspectiva.

Es obvio que Facebook ofrece multitud de cosas buenas; pero, también se están cometiendo errores desde la compañía imperdonables por parte de los usuarios. Una acción positiva no sirve de excusa para tratar de tapar los errores de uno mismo.

La privacidad es algo fundamental en los individuos. Está claro que hay personas a las que no les importa su privacidad; mas, cada individuo ha de tener en sus manos la decisión de mantenerla o exponerse totalmente. Que determinados entes puedan apropiarse de datos personales de los usuarios sin que ellos lo sepan con claridad es algo deleznable.

Facebook, ¿una nueva religión?

Los últimos escándalos han servido para que muchos usuarios hayan decidido eliminar sus cuentas de Facebook. Pese a ello, miles de millones de usuarios siguen accediendo a la red diariamente sin importarles las consecuencias que pueda acarrearles en lo que a privacidad se refiere. Algunos son conscientes de ello; pero, otros no tienen ni la más remota idea de lo que la red social sabe de ellos mismos.

Hay usuarios que llevan utilizando Facebook muchos años y tienen cierto apego a la red social. En cierto modo, son fieles a Facebook y no piensan dejarlo, pase lo que pase. Teniendo en cuenta la gran cantidad de usuarios de la red social podríamos calificarlo como religión. 2.700 millones de usuarios no son ninguna tontería, incluso el cristianismo se ha quedado atrás en cifras.

Zuckerberg acierta en que solo estamos ante el comienzo de una nueva era. Una primera parte en la que se han creado unas nuevas estructuras que ahora hay que afianzar, tanto legal, como moral y económicamente. Internet es un gigante que hay que controlar o las cosas podrían acabar muy mal para todos. Con el paso del tiempo veremos quiénes resisten y quiénes no, entre ellos Facebook.

Foto destacada: Pxhere