Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los emojis de Internet aterrizan en las matrículas de los coches (no, no es broma)

Los emojis de Internet aterrizan en las matrículas de los coches (no, no es broma)

Ahora los conductores de Australia tienen una nueva función: poder incluir los emojis de Internet que usamos todos los días en sus carnés.

¿Qué pensarías si una persona te enseñara su flamante coche y, al ver su matrícula, vieras emoticonosLos emojis de Internet inevitablemente se han convertido en una forma de habla para nosotros, una manera de expresarnos. Pero aúnque ya estén cada vez más aceptados, aún es imposible verlos en documentos serios de índole institucional por motivos de protocolo.

Esto parece que a Australia le da igual. A partir del 1 de marzo de este año permitirá incluir estos emojis en las matrículas de los conductores australianos. No, no es una broma por mucho que parezca un titular de El Mundo Today.

Emojis en las matrículas de los coches, a esto hemos llegado

Los emojis de Internet aterrizan en los carnés de conducir de Australia (no, no es broma)

Concretamente, la zona de Australia en la que se permitirá esto es en Queensland. Afortunadamente la administración ha tenido a bien limitar los emoticonos que se permitan, ya que conociendo a la gente está claro que se podrían incluir todo tipo de estos emoticonos (y algunos bastante inapropiados). Los emojis permitidos son reír en voz alta, guiñando un ojo, gafas de sol, ojos con corazones y la carita clásica de toda la vida.

Según la portavoz de Royal Automobile Club of Queensland, Rebecca Michael: “Durante bastante tiempo hemos visto que puedes apoyar a tu equipo favorito o tu ciudad favorita con un símbolo en tu placa de número, y usar un emoji no es diferente”.

Los conductores ya pueden reservar su matrícula desde hoy mismo en la página web del vendedor oficial de placas Personalized Plates Queensland (PPQ). Eso sí, no saldrá gratis: los conductores que quieran esto tendrán que pagar una tarifa de entre 150 y 500 dólares australianos para conseguir ese emoji.

Los emojis de Internet aterrizan en las matrículas de los coches australianos (no, no es broma)

Si un policía quiere anotar la matrícula de una persona bien porque haya tenido un accidente o bien porque haya cometido un delito, basta con poner el número, pero, ¿y el emoji? Además de que los policías no podrían llevar dichas placas, ya que podrían ser expulsados del cuerpo.

Lo que no se puede negar es que podemos estar ante un futuro en el que los emojis sean una norma en la vida, más de lo que ya son. ¿Realmente tiene sentido? ¿Estaremos ante el argumento perfecto para lanzar una segunda parte de la infame emoji película? Eso sí, las risas que se van a dar los habitantes de Queensland no tienen precio…