Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La ropa que te calienta cuando hace frío y te refresca cuando hace calor

La ropa que te calienta cuando hace frío y te refresca cuando hace calor

Un nuevo tipo de tejido permite crear ropa que cambia con la temperatura, teniendo en cuenta la meteorología y la humedad ambiente.

En esta meteorología de cambio climático que tenemos, tan pronto nos ponemos la chaqueta como nos la tenemos que quitar. Incluso en el mismo día, es muy posible que salgas con la bufanda puesta y por la tarde vayas en camiseta corta.

Puede que pronto no tengamos que hablar de “moda de invierno” y de “moda de verano”; en el futuro, es muy posible que podamos usar la misma ropa para diferentes climas. Incluso si ha amanecido con lluvia y de repente sale el sol, no tendrás que quitarte ninguna prenda.

La ropa que cambia con la temperatura

Y todo gracias al desarrollo de nuevas “fibras inteligentes” capaces de adaptarse al clima, como la que han desarrollado científicos de la Universidad de Maryland. Se trata de un nuevo tipo de tejido que reacciona a los cambios de clima; para que el usuario nunca vuelva a tener frío o calor.

Este tejido es capaz de cambiar de forma dependiendo de la temperatura y la humedad ambiente. Si hace calor o la humedad es alta, se contrae, y si hace frío o el aire está seco, se expande. Esto puede parecer lo contrario de lo que queremos; la clave está en el diseño de las fibras y en cómo funciona la prenda una vez que nos la ponemos.

ropa que cambia con la temperatura

Cuando la temperatura aumenta o hay humedad alta, cuando el tejido se contrae crea espacios entre las fibras; eso permite una mayor ventilación y expulsar el calor corporal, refrescándonos al momento. Por contra, en temperaturas frías y aire seco, las fibras cierran estos espacios, sellando el calor.

Según sus creadores, lo interesante de este desarrollo es la manera en la que es capaz de adaptarse al ambiente, y de proteger el calor corporal, que definen como “el mejor radiador”. Hasta ahora, la única manera de regular nuestra temperatura era añadir o quitar prendas; pero este es el primer sistema “bidireccional”, que permite tanto sellar el calor corporal como expulsarlo.

Sin embargo, aún falta un poco para ver prendas fabricadas con este tipo de tejido; sus propios creadores afirman que el próximo desafío será crear ropa cómoda y que se ajuste al cuerpo con esta tecnología.