Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El futuro de la conducción urbana según SEAT: con baterías intercambiables y pensado para compartirlo

El futuro de la conducción urbana según SEAT: con baterías intercambiables y pensado para compartirlo

SEAT ha presentado el que puede ser el futuro de la conducción en ciudad, el Minimó. Un prototipo pequeño y eléctrico con baterías intercambiables.
En:

La automoción está cambiando. La idea de comprarse un coche para conducirlo todos los días está siendo abandonada en favor de otros conceptos, como el carsharing, el leasing o el renting; de la misma manera, las grandes ciudades cada vez son más agresivas contra los coches, controlando su tráfico cada vez más.

En este clima, puede que en un futuro no muy lejano tener un coche en propiedad sea algo raro; y que los métodos de transporte que usemos sean muy diferentes, pero al mismo tiempo muy familiares.

El futuro de la conducción en ciudad puede ser este Minimó

Ahora SEAT ha presentado un prototipo de cómo sería este futuro. Se llama Minimó, y es un pequeñísimo coche eléctrico pensado para transportar dos personas como máximo. Aunque en vez de un coche, sería más apropiado decir que el Minimó es una plataforma, pensada para adaptarse a los desafíos de la movilidad urbana.

futuro de la conducción en ciudad

El Minimó sólo sirve para desplazarse por ciudad; tiene capacidad para dos personas y apenas tiene maletero para llevar algunas mochilas o maletines. Es comprensible, ya que es diminuto, con sólo 2,5 metros de longitud y 1,24 m de ancho. El espacio que ocupa en la carretera es irrisorio, apenas 3,1 metros cuadrados frente a los 7,2 metros cuadrados de un coche convencional. En el espacio en el que hay un coche, podría haber dos Minimó.

Es tan pequeño que se puede aparcar en los espacios para motos, y en cierto sentido lo es. Para conducir un Minimó no haría falta sacarse el carné de coche, ya que nos serviría el de ciclomotores; por lo tanto, podría ser conducido por jóvenes a partir de los 16 años, como los microcoches que en su día fueron toda una revolución en las carreteras. Aunque es capaz de ir a 90 km/h, esta velocidad se puede limitar a 45 km/h dependiendo del usuario.

Un coche pensado para el carsharing

Como no podía ser de otra manera, el Minimó es completamente eléctrico; lo interesante es que no tendremos que esperar a que la batería se recargue para conducirlo, sólo tendremos que cambiar la batería. SEAT ha diseñado un sistema de baterías intercambiables, que nos permitiría poner una nueva en un punto de recarga en pocos minutos y continuar durante 100 kilómetros más. Pero SEAT no será la encargada de ello.

El Minimó no está pensado para que lo compres, sino para ser vendido a empresas de carsharing y renting. Para que podamos pedir un coche directamente desde la app y que nos recoja, o directamente cogerlo en un punto de carga. El coche reconocería nuestra cuenta, podríamos conectar nuestro móvil con Android Auto y conducir por ciudad. Un concepto muy diferente de lo que estamos acostumbrados.

Por el momento, el Minimó es sólo un prototipo, un adelanto de lo que podría estar por llegar. ¿Qué os parece este futuro?