Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

El YouTube Rewind 2018 provocará cambios en los “dislikes” de la plataforma

El YouTube Rewind 2018 provocará cambios en los “dislikes” de la plataforma

El YouTube Rewind 2018 ha conseguido que YouTube se plantee cambiar los dislikes para, según ellos, evitar las campañas masivas de "no me gusta".

Si no has vivido en una cueva el año pasado sabrás que el YouTube Rewind 2018 hizo historia, y no para bien. El vídeo “recopilatorio” del año para la plataforma que hacen todos los años se convirtió rápidamente en el vídeo con más dislikes de la web, superando incluso al mítico “Baby” de Justin Bieber. Y eso ha provocado movimiento.

Los responsables de la web han hablado y están planeando evitar lo que ellos consideran campañas de “no me gusta” masivas. Es decir, que grupos ingentes de usuarios promuevan estos dislikes por mostrar su rechazo a un contenido en particular. Por ello anuncian cambios en los dislikes.

Misión: evitar que ocurra algo como el YouTube Rewind 2018

El YouTube Rewind 2018 provocará cambios en los "dislikes" de la plataforma

Los responsables de YouTube advierten que al igual que pasa en otras plataformas, existen vídeos que sin ser malos están sometidos al escarnio público con un bombardeo de dislikes sólo por una motivación, ya sea religiosa, política, etcétera. Tom Leung, director de gestión de producto de YouTube, aseguró que “hay grupos de personas que buscan un determinado vídeo, ni siquiera lo miran y le dan al pulgar abajo a propósito”. No le falta razón, eso sí, ya que hay muchos usuarios que le dan su valoración a un vídeo por estos motivos o por tendencia.

Ahora el equipo, viendo que este problema está en alza, quieren intentar mejorar el sistema de valoraciones para evitar esta “cacería de brujas”. Así lo ha dejado claro el mismo Leung, que ha dicho  lo siguiente:“ya tenemos una serie de instrumentos con los que tratamos de mitigar este fenómeno, pero hemos empezado a debatir sobre nuevas ideas”.

Una de las ideas que se barajan no estaría exenta de polémica, ya que consistiría en ocultar por defecto los likes dislikes del vídeo sin eliminarlos. Leung habla de ello, asegurando que “es una opción interesante, porque permite al creador del contenido determinar si quiere mostrar que su vídeo le gusta a mucha gente y dar un señal al público de que es bueno. En algunos casos no enseñarlo podría no ser lo que el creador quiere”.

También se habla de un hipotético formulario detallando el por qué de esa mala valoración. Es decir, que al darle al dislike un formulario te obligara a detallar el por qué no te ha gustado el vídeo. Este sistema tiene más fallas, ya que además de ser engorroso provocaría que la gran mayoría de estas valoraciones fueran papel mojado exponiendo motivos absurdos o directamente insultos. Eso sin contar que es más que probable que el usuario final no quisiera que se compartiera su opinión.

Pxhere

Sea como fuere, es inevitable hacer el enlace y pensar que todo este tema viene dado por el YouTube Rewind 2018. Como bien expuso mi compañero Adrián en Omicrono, el vídeo tiene muchísimos motivos para haber recibido esa cantidad de dislikes. Sí, hay mucho ensañamiento y es obvio que una parte de esas valoraciones están realizadas por tendencia o por organización masiva, pero el vídeo sí que merecía ser, por lo menos, el Rewind más odiado de los últimos años.

Una práctica que asola Internet

El YouTube Rewind 2018 provocará cambios en los "dislikes" de la plataforma

Pero el que esté claro que estas decisiones están motivadas por el Rewind de 2018 no quita que YouTube tenga razón. Las valoraciones negativas han estado en los últimos años en el ojo del huracán, convirtiéndose más en una herramienta de desprestigio que en una medida fiable de contento con un producto.

El ejemplo más claro es el de Metro Exodus, que ha migrado de Steam a Epic Games Store de una forma muy violenta. Gracias a esta decisión la página de valoraciones del juego en Steam se ha llenado de comentarios negativos en repulsa a este movimiento, y obviamente no reflejan la calidad final del juego en sí, sino la opinión de los usuarios adeptos de esta plataforma.

Sin duda el día en que se implementen estos cambios será uno muy movido para YouTube. Y es posible que consigan el conocido como efecto Barbra Streisand y que los dislikes modificados se conviertan en una arma arrojadiza todavía más dañina de lo que es ahora.