Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Casi la mitad de las startups de IA en Europa no la usan según este informe

Casi la mitad de las startups de IA en Europa no la usan según este informe

Un informe revela que el 40 por ciento de las startups de IA no usa la Inteligencia Artificial, al menos no de forma activa. Esto es así en Europa.

Lentamente la Inteligencia Artificial o IA se ha convertido en un producto de marketing. Suena a ciencia ficción, tiene muchas posibilidades y todos los días salen noticias de que ha conseguido romper diversas barreras que auguran un futuro post-apocalíptico dentro de cientos de años. A la gente le interesa eso, y por eso se han formado las startups de IA, es decir, empresas emergentes que se dediquen a este campo.

El problema es que estas startups… hacen trampas. Según un nuevo informe alrededor del 40 por ciento de las startups que se dedican a la Inteligencia Artificial en Europa no la usa, al menos no de forma directa usándola como un reclamo publicitario. Y sí, no contamos los móviles, pero ahí también hay muchísimo marketing en cubierta.

Decir que eres una startup de IA te beneficia

Casi la mitad de las startups de IA en Europa no la usan según este informe

Este informe ha sido llevado a cabo por la firma londinense de capital de riesgo MMC. Concluyó que el 40 por ciento de las empresas europeas que están clasificadas como compañías de inteligencia artificial no utilizan inteligencia artificial de una manera que sea “material” para sus negocios. MMC estudió unas 2830 startups de IA en 13 países de la UE para llegar a su conclusión, revisando las “actividades, el enfoque y la financiación” de cada empresa.

Todos estos datos, publicados en Forbes, dieron lugar a una serie de hechos. El jefe de investigación de MMC, David Kelnar y responsable de la formación del informe dijo a Forbes que “en el 40 por ciento de los casos no pudimos encontrar ninguna mención de evidencia de IA”. Esto significa, según Kelnar, que “las empresas que la gente asume y piensan que son empresas de inteligencia artificial probablemente no lo sean”.

¿Quién es el responsable? El que se reconozca a estas startups como “startups de IA” no viene de organismos internacionales, sino de analistas de terceros. En Forbes se recalcó que la afirmación de que estas nuevas empresas son “empresas de inteligencia artificial” no proviene necesariamente de las propias empresa, sino de sitios analítico de terceros que usualmente son responsables de la clasificación. En el informe de MMC no queda claro qué porcentaje de las nuevas empresas de AI falsas que identificaron estuvieran engañando activamente a sus clientes.

Esto no quita por otra parte que las empresas de esta índole se esfuerzan en cambiar eso. Esto les beneficia; según el informe las nuevas empresas que afirman trabajar en AI atraen entre un 15 y un 50 por ciento más de fondos en comparación con otras compañías. Por lo tanto, el incentivo para no denunciar esto está claro: ventajas económicas. No se puede afirmar que sepan cómo se les está clasificando, pero en caso de saberlo, no hacen nada para desmentirlo.

Si eso es IA que baje Elon Musk y lo vea

Casi la mitad de las startups de IA en Europa no la usan según este informe

PixaBay

Obviamente una empresa no puede mentir acerca de su origen, así que Inteligencia Artificial deben usar… ¿no? La verdad es que los usos que estas empresas le suelen dar para justificar que se dedican a ella son bastante ridículos. Volviendo de nuevo al informe, los datos son demoledores.

Algunas de las maneras de implementar IA más populares entre las empresas encuestadas hablaban de bots de chats (26 por ciento de las compañías) y detección de fraudes (21 por ciento). Es bastante complicado juzgar exactamente en qué medida esta tecnología beneficia a los clientes y de en qué momento esto significa usar IA. Este tipo de bots para chats suelen ser molestos y pueden ser una forma de ahorrarse costes en atención al cliente. La detección de fraudes, por su parte es útil tanto para los clientes como para las empresa, pero no es más que un servicio auxiliar y jamás un punto de venta central.

No porque algo lleve la coletilla “IA” significa que va a conseguir hacernos tostadas sin que tengamos que levantarnos. El término es muy laxo y se le atribuye demasiada carga cultural que es perfecta para el marketing. Los usuarios debemos ser conscientes de lo que compramos, ya que por ejemplo una maquinilla de afeitar con IA no tiene mucha pinta de que vaya a conseguir hablarte. Así que seamos consecuentes, investiguemos un poco y pidámosle a las empresas que dejen de intentar vendernos que ya estamos en Regreso al Futuro.