Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La China que Google Maps te está enseñando no es de verdad

La China que Google Maps te está enseñando no es de verdad

Todos los mapas de China en Google Maps están equivocados, pero no es un error: es un algoritmo que los modifica a propósito.

Internet es maravilloso. Sin movernos de casa, nos permite visitar cualquier país que queramos, explorar lugares que nunca podríamos visitar en persona. Servicios como Google Maps nos permiten eso y mucho más, y además son útiles; es una app prácticamente imprescindible en nuestro móvil mientras hacemos turismo. Si quieres encontrar un restaurante con buenas opiniones, un destino turístico que no te deberías perder, o simplemente te has perdido, Google Maps está ahí para ayudarte con información muy precisa.

Menos en China, aunque eso no es algo evidente a simple vista. Si abres Google Maps y mueves la vista hasta cualquier ciudad china, no notarás nada raro. Los mapas son tan completos como en cualquier otro sitio, especialmente en las zonas más pobladas. Todos los puntos de interés están donde esperarías, y puedes encontrar hoteles, restaurantes, y edificios públicos fácilmente.

Todos los mapas de China son falsos

Excepto que eso no es China. Nada de lo que hay dentro de las fronteras chinas en Google Maps es cierto ni encaja con la realidad. Y esto es algo que puedes ver fácilmente si cambias a la vista de satélite, y te das cuenta de que las carreteras no encajan con la vista con satélite. Hay puentes en mitad de los barrios, carreteras que terminan en mitad de lagos, hoteles en mitad del bosque y restaurantes en mitad de la autopista. Bueno, entonces sólo te tienes que fijar en la vista en satélite, ¿verdad?. Pero no, la vista de satélite también es falsa y representa un país que no existe.

El canal de Youtube Half as Interesting explica muy bien lo que está pasando: básicamente, leyes chinas. Desde el 2002, es ilegal crear mapas de China que no estén expresamente autorizados por el gobierno; por lo tanto, sólo unas pocas empresas del país pueden registrar calles, ciudades e incluso accidentes geográficos. Cualquiera que haga cualquier trabajo cartográfico, por ejemplo, se arriesga a penas criminales, y es algo que ya ha ocurrido en más de una ocasión.

Por lo tanto, y a diferencia del resto de países, Google no usa sus propios datos cuando nos muestra el mapa de China. Pero eso no explica porqué está mal. El motivo está en GCJ-02, un sistema de coordenadas que usa un algoritmo para ofuscar la información de los mapas. Este sistema modifica los mapas creados por las empresas autorizadas de manera aleatoria, de tal manera que nunca sean del todo precisos.

China en Google Maps está llena de errores a propósito

Esta modificación resulta en que el mapa de Google Maps tiene un margen de error de entre 50 y 500 metros; pero nunca en la misma dirección. El algoritmo selecciona puntos de interés y se asegura de moverlos de manera aleatoria para que nunca se muestren en su posición real.

China en Google Maps

El resultado es un mapa que se parece mucho a la realidad, pero que no representa exactamente al país. Los edificios, calles y puntos de interés están representados, pero en posiciones diferentes. Es como una especie de parodia de China. Lo interesante es que la versión china de Google Maps parece que esta bien. El mapa encaja con la visión con satélite; pero eso es sólo porque el algoritmo en este caso modifica la visión por satélite para que encaje con el mapa; pero el mapa sigue estando mal, y por lo tanto, también la visión por satélite. Además, Baidu Maps, creado por el gigante chino, modifica incluso más los mapas con su propio sistema de coordenadas.

La ley es un claro intento de evitar que otras potencias mundiales usen esta información para planear ataques o sabotajes; obliga a los servicios de inteligencia a crear sus propios mapas. Así que, si algún día visitas China, asegúrate de no usar Google Maps para saber dónde estás.