Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

La verdad detrás de la famosa foto del fundador de Amazon en los inicios de la compañía

La verdad detrás de la famosa foto del fundador de Amazon en los inicios de la compañía

Una supuesta foto de los inicios de Amazon suele aparecer de vez en cuando con mensajes inspiradores, pero la historia detrás de ella es muy diferente.

Si te encuentras en un momento bajo de moral, si crees que nunca vas a poder recuperarte y que sólo te queda caer más bajo, el sector tecnológico te puede servir de inspiración para seguir adelante. No en vano, hay incontables historias de empresas que empezaron literalmente de la nada y que hoy son consideradas las más grandes del mundo.

Muchas de estas historias empiezan en un garaje, normalmente de la casa de los padres del fundador. Hablan de cómo una persona tenía una idea genial pero no el dinero para hacerla realidad; y de cómo, a pesar de todos estos obstáculos, consiguió hacer mostrar su valía, conocer a las personas adecuadas, y hacer que su producto se convirtiese en el más usado. Desde Microsoft hasta Apple, pasando por Google, estas historias nos demuestran que nunca hay que rendirse.

La foto de los inicios de Amazon que en realidad no lo es

Amazon es otra de estas compañías que inspira a jóvenes startups a continuar trabajando. El caso de su fundador, Jeff Bezos, es especialmente inspirador, al haberse convertido en el hombre más rico de la historia de la humanidad; y todo, partiendo de la nada, empezando con una simple página web que vendía libros.

foto de los inicios de Amazon

Es habitual encontrarse cada cierto tiempo esta foto, en la que se muestra cómo era la oficina de Jeff Bezos en 1999, junto con un mensaje inspirador. La foto es realmente chocante, mostrando a Bezos trabajando en lo que parece un cuchitril, con un ordenador sencillo, algunas carpetas y algún toque personal, como un patito de goma. Pero sobre todo, lo que más llama la atención es el “logotipo” de la empresa, creado escribiendo el nombre con pintura en espray en un cartel.

Realmente es la viva imagen de una pequeña startup que empezó desde cero, que no tenía dinero ni para conseguir un logotipo profesional; y que pese a eso, llegó a convertirse en una de las más poderosas e influyentes. Excepto que no es así en absoluto.

La famosa foto en realidad es una captura de pantalla del programa 60 Minutes de la televisión estadounidense, dedicado a una compañía que ya por entonces era una de las más importantes de Internet, y especialmente, de la “burbuja puntocom”. Cuando se grabó este programa, ya habían pasado cinco años desde que Amazon fuera fundada.

Cómo empezó Amazon

Fue en 1994 cuando Bezos realmente empezó con Amazon, y esos sí que fueron unos comienzos difíciles, relativamente hablando. Amazon nació simplemente porque Bezos se machacaba a si mismo por no haberse subido a la locura de Internet en su momento; así que decidió entrar por un sector con poca presencia en la red, las librerías. Así, aunque llegó relativamente tarde al negocio de Internet, supo aprovecharlo con un producto con mucha demanda y poca oferta.

Parece una razón algo fría y centrada sólo en los beneficios; pero es que hay que comprender que Bezos no venía precisamente de un garaje, sino que acababa de dejar su puesto como vicepresidente de D. E. Shaw & Co. una firma de inversiones de alto riesgo de Wall Street. Fue su ambición la que le llevó a abandonar ese puesto, coger su bonificación y fundar con ella una compañía de Internet.

La intuición de Bezos tuvo recompensa, y pilló por sorpresa a todas las grandes cadenas de librerías. En apenas unos años, Amazon pasó a convertirse en uno de los principales vendedores de libros de los EEUU. En 1997 llegó a bolsa con gran éxito. Y para 1999, de cuando es la famosa foto, Jeff Bezos apareció en la portada de Time como la “persona del año 1999”. Digamos que llegados a ese punto no podemos decir que en 1999 Amazon fuese una compañía pequeña, ni que su sede fuese “un garaje”.

La importancia de esa foto

Pero entonces, ¿por qué el aspecto tan decrépito de esa foto? Pues fue una decisión personal de Bezos, que pese al éxito consideró que sólo había que gastar el dinero en lo que realmente importaba. Contar con oficinas modernas era un lujo que se podían ahorrar para centrarse en el producto que ofrecían. Pero aunque esta foto pueda haber perdido algo de inspiración para ti, puede que haya ganado otra.

Porque esa foto se tomó antes de la explosión de la burbuja puntocom. La locura por los negocios basados en Internet llegó a un punto en el que no se podía mantener por si mismo, y Amazon era la bandera de esta tendencia. Y sin embargo, Amazon no solo sobrevivió a la mayoría de las empresas de entonces; sino que irónicamente empezó a dar beneficios justo cuando estalló la burbuja.

En efecto, hasta entonces la compañía tenía un crecimiento muy lento comparado con el resto de startups similares, y en ese sentido, la famosa foto representa bien su situación; pero puede que esa filosofía de Jeff Bezos fuese la que separó a Amazon del resto, y la que le ha permitido crecer hasta donde está.