Omicrono, la tecnología de El Español

Omicrono

Los robots ya cultivan marihuana de manera automática

Los robots ya cultivan marihuana de manera automática

La primera granja de marihuana automatizada del mundo es controlada por un sistema de aprendizaje automático y brazos robóticos.

Aunque siga siendo ilegal en la mayoría de los países, el consumo de marihuana está aumentando a marchas forzadas; en algunos países no solo se ha legalizado, sino que incluso se está potenciando su cultivo. En España, la “maría” siempre ha estado en la línea entre lo legal y lo ilegal; aunque el consumo privado está permitido, la distribución se considera tráfico de drogas y está duramente penalizada hasta por cantidades mínimas.

En otros países, como Israel la cosa es diferente: incluso están naciendo nuevas startups tecnológicas basadas en el cultivo de esta droga. Como Seedo, que ha anunciado la primera granja de cannabis completamente automatizada del mundo. Estamos hablando de un sistema modular, que permite el cultivo de marihuana a gran escala.

La primera granja de marihuana automatizada del mundo

Cultivar marihuana es algo especialmente trabajoso, ya que es una planta con muchos requisitos; si lo haces mal, no conseguirás las propiedades, ya sea recretivas o medicinales que buscas. Por eso en Seedo creen que es ideal para ser cultivada de manera automatizada con robots y ordenadores. En un espacio controlado, y con robots que siguen unas directrices muy completas, es más fácil que salga una buena “cosecha”.

El sistema consiste en una granja del tamaño de un contenedor marítimo (lo que lo hace ideal para su transporte). En su interior, las plantas de marihuana son vigiladas por un sistema de cámaras que mantiene un control sobre su crecimiento. Un sistema de aprendizaje automático usa esa información para controlar diversos aspectos, como la temperatura o la humedad. Este micro-clima está completamente controlado, y podemos controlarlo en todo momento usando una app para el móvil.

Unos brazos robóticos se encargan de todas las tareas físicas del cultivo, como cambiar las macetas de sitio. Todo el proceso está automatizado, y en ningún momento hace falta la intervención humana ni hacen falta insecticidas. Y es eficiente: una de estas granjas es capaz de producir más de 160 kilogramos de cannabis al año. Durante los tres primeros años de esta startup se espera que se produzcan unas cuatro toneladas de cogollos de marihuana, con un valor de 24 millones de dólares.

Por supuesto, para tener una granja semejante hace falta vivir en un sitio en el que la marihuana sea legal. En España, el cultivo de marihuana es legal siempre y cuando sea para uso privado, y algo nos dice que la Guardia Civil no se creerá que vas a producir cientos de kilogramos sólo para ti.